James Cameron: sus éxitos en el cine se pierden de vista

Titanic y Avatar, dirigidas por el canadiense, son hasta ahora las dos películas más taquilleras de la historia del cine.

James Cameron: sus éxitos en el cine se pierden de vista
James Cameron: sus éxitos en el cine se pierden de vista

El talento de James Cameron se pierde de vista. Todas sus películas despiertan las mejores críticas y terminan siendo un éxito rotundo en taquilla.

Una muestra de esta supremacía es el calificativo de “Rey Midas”, que describe al productor canadiense en Hollywood, en comparación a aquel monarca que todo lo que tocaba lo convertía en oro.

Los inicios de Cameron en la pantalla grande fueron en 1978 con Xenogenesis. Allí trabajó como director artístico y comenzó su despegue en el séptimo arte.

Un año después le tocó el turno a  Rock and Roll high school, seguida de Battle beyond the stars (1980), Escape from New York, Galaxy of Terror y Piranha II: the spawning” (1981) y Android en 1982.

La gloria seguía tocando la puerta del director, productor y guionista, quien en 1984 presentó al mundo su famoso The Terminator.

En un principio, no se esperaba que The Terminator fuera un éxito comercial o de crítica; sin embargo, encabezó la taquilla estadounidense durante dos semanas y ayudó a lanzar la carrera cinematográfica de James Cameron y consolidar la del actor Arnold Schwarzenegger, quien le dio vida a un ciborg asesino enviado a través del tiempo desde el año 2029 a 1984 para asesinar a Sarah Connor, interpretada por Linda Hamilton.

Un dato curioso fue el caso de la guionista y productora Gale Anne Hurd. The Terminator implicó un salto en su carrera como productora, pero fue el primer y único guion que escribió.

En 1985 fue el estreno de  Rambo: First Blood Part II. La película, protagonizada por Sylvester Stallone, contó con un presupuesto de 25 millones de dólares y resultó un gran éxito. Con una recaudación de más de $150 millones, fue la segunda película más taquillera de ese año.

No obstante, la película fue muy mal recibida por los críticos por la violencia que contiene. Curiosamente fue elegida como Peor Película en los premios Razzie de 1985. Sin embargo, se encuentra en la lista del American Film Institute, en el puesto 222, como una de las más inspiradoras. Además estuvo nominada al Oscar por mejor edición de sonido, categoría en la cual perdió frente a Back to the Future.

Aliens en 1986, The Abyss (El Abismo) en 1989, Point Break y Terminator 2: judgment day en 1991, Last action hero en 1993, True Lies en 1994 y Strange days en 1995 también forma parte del historial de Cameron, quien en 1997 rompió el celofán con Titanic, una de las películas más taquilleras del mundo al recaudar más de 600 millones USD en EE. UU. y Canadá, y más de 1.800 millones de dólares a nivel internacional.

En 1999 fue el turno de The muse; en 2002 se estrenó Solaris, en 2003 Ghosts of the Abyss, Volcanoes of the deep sea, Terminator 3: rise of the machines; en 2004 The cutting edge: the magic of movie editing, en 2005 Aliens of the deep y en 2006 Explorers: from the Titanic to the moon.

Terminator salvation vio la luz en 2009, al igual que  Avatar. Esta última consiguió ser la primera película en sobrepasar la barrera de los 2.000 millones de dólares en recaudación. Avatar 3 y Avatar 2 están en desarrollo.