La historia detrás del éxito Superstition de Stevie Wonder

Grabar el tema le costó unos cuantos disgustos al cantante, que se vio envuelto en una disputa con su colaborador, el guitarrista británico Jeff Beck.

La historia detrás del éxito Superstition de Stevie Wonder
La historia detrás del éxito Superstition de Stevie Wonder

Superstition es una  de las canciones icónicas del cantautor estadounidense Stevie Wonder, que forma parte de su álbum numero 15 Talking Book, editado en el año 1972 por la discográfica Tamla. Grabarlo le costó unos cuantos disgustos al cantante, que se vio envuelto en una disputa con su colaborador Jeff Beck.

Como su nombre lo señala, el tema está basado en las supersticiones y los efectos negativos que las creencias supersticiosas pueden traer. Este tema alcanzó el número uno en EEUU y fue el primer single número uno de Wonder desde "Signed, Sealed, Delivered, I'm Yours" , encabezando también el  Billboard Hot 100 en 1973.

En noviembre de 2004, la revista Rolling Stone ubicó la canción en el puesto 74 en su lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos.

El guitarrista británico Jeff Beck era un admirador de la música de Wonder. Po su parte, a Stevie le gustó la idea de una colaboración y llegaron a un acuerdo para que Beck se involucrara en las sesiones que se convirtieron en el álbum de Talking Book, a cambio de que Wonder le escribiera una canción.

Wonder y Beck grabaron el demo de una canción que tenía acoples de funk y que hablaba sobre el misterioso y oscuro mundo de las supersticiones ligadas, de manera casi obvia, con la mala suerte. Wonder bromeaba sobre los 7 años de mala suerte si rompés un espejo, cruzarse con un gato negro en la calle, pasar por debajo de una escalera o que el azar nos lleve al número 13.

Por temas contractuales la disquera que representaba a Wonder quedó con los derechos de publicación del single y rompió un acuerdo que había realizado con Beck, donde sería el guitarrista quien sacaría la primera versión del tema en el Reino Unido. Cuando esto ocurrió ya el tema versión de Wonder había alcanzado los topes de Billboard en EEUU, lo que enfureció a Beck quien se encargó de desprestigiar al estadounidense en toda Gran Bretaña.

La amistad entre ambos músicos volvió a su punto inicial en 1975, cuando Wonder le cedió la pieza instrumental Cause We've Ended As Lovers al guitarrista.