La fobia de Freddie Mercury: lo aterraba subirse a un avión

Algunos detalles que han trascendido de la vida del famoso cantante de rock revelan también que era fanático de los gatos.

A Freddie Mercury le aterraba montarse en avión
A Freddie Mercury le aterraba montarse en avión

Freddie Mercury es probablemente uno de los cantantes de rock más famoso. Hoy te contaremos algunos secretos sobre el artista de la banda Queen.

Aunque se desarrolló como cantante, Freddie se graduó de diseñador gráfico. De hecho, fue él quien diseñó el logo de la banda Queen, basado en los signos zodiacales de los integrantes del grupo.

A pesar de tener gran desenvolvimiento en el piano, el cantante no consideraba ser tan bueno tocándolo, pues sentía miedo de equivocarse en los conciertos que se presentaba.

Farrokh Bulsara, nombre real de Mercury, era gran amigo de Elton John y la princesa Lady D, a quien llevó a la fuerza y de encubierto a un club gay.

El cantante admiraba a Elvis Presley, Pink Floyd, los Rolling Stones y The Beatles, entre otros. Lata Mangeshkar fue una de sus primeras influencias en la música. También buscaba tener una gran carga emocional para así llenarse de adrenalina y realizar mejores actuaciones en sus conciertos.

En una de las escena de It’s a hard life, video de la banda Queen, se ve a Mercury sentarse en unas escaleras de manera muy cuidadosa. Esto fue debido a que tuvo una pelea en un bar de Alemania y el día de la grabación le habían quitado un yeso de la pierna.

Aunque el cantante tenía que viajar mucho, le daba miedo montarse en aviones, en especial el modelo DC10.

Mary Austin fue el amor de la vida del cantante, aun cuando éste se declaró homosexual. Al momento de que Mercury murió, a causa del sida, Jim Hutton era su pareja.

El guitarrista de la banda, Brian May, contó en un libro que una de las partes donde estaba atacando la enfermedad de Mercury era el pie. “El problema era su pie. Trágicamente, quedaba muy poco de él. Una vez nos lo enseñó durante la cena y dijo: ‘Vaya, Brian, perdona si te he molestado enseñándote eso’. Yo le contesté: ‘No estoy molesto, Freddie, excepto por haberme dado cuenta de que tienes que aguantar todo este terrible sufrimiento'”, dijo el artista.

Mercury escribió Crazy Little Thing Called Love en la bañera de un hotel en Munich, Alemania, en el año 1979. Dijo en 1981 a la revista Melody Maker que esta canción le tomó 5 o 10 minutos crearla, pues estaba muy inspirado.

El cantante pedía a sus asistentes tener siempre un papel y un bolígrafo en caso de que se inspirara. Se dice que si alguno no cumplía con esta exigencia parte de su sueldo era descontado.

Mercury era un gran fanático de los gatos. En casa tenía algunos y mientras se encontraba de gira los llamaba. De hecho, una de sus canciones está escrita para su gato favorito, Dalila.