Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Finge su propia muerte para no ir preso, pero lo delata un error ortográfico

Si se prueba que falsificó el documento, se le agregarían cuatro años más a su condena.

Finge su propia muerte para no ir preso, pero lo delata un error ortográfico.  Foto: AP.
Finge su propia muerte para no ir preso, pero lo delata un error ortográfico. Foto: AP.

Un hombre de Long Island trató de fingir su muerte para evitar cumplir una sentencia en prisión, pero el acta de defunción falsa que su abogado presentó tenía un notorio error ortográfico que delató el fraude, dijeron el martes fiscales.

Robert Berger, de 25 años, residente de Huntington, Nueva York, ahora enfrenta hasta cuatro años en prisión si es declarado culpable por el presunto plan. Eso es adicional a las condenas pendientes por declaratorias de culpabilidad anteriores por cargos de posesión de un vehículo Lexus robado e intento de hurto de un camión, el castigo que los fiscales dijeron que buscaba evitar.

“Nunca dejará de sorprenderme lo lejos que algunas personas pueden ir para evitar rendir cuentas por cargos penales”, dijo Madeline Singas, fiscal de distrito del condado de Nassau, durante una entrevista telefónica.

Berger fue instruido de cargos el martes a través de una videoconferencia por la pandemia de coronavirus y se declaró inocente de un cargo de ofrecer un documento falso para un expediente judicial. Un juez impuso una fianza de un dólar, pero ordenó que Berger regresara a prisión por sus casos subyacentes. Su próxima audiencia en la corte está programada para el 29 de julio.

Se dejó un mensaje en busca de comentarios con un defensor público que tomó el caso de Berger luego de que el abogado que entregó el acta de defunción falsa afirmó que había sido utilizado como peón y no tenía nada que ver con la presunta jugarreta.
Cuando tenía programado ser sentenciado a un año en prisión en octubre del año pasado por los cargos relacionados con robo, Berger huyó del estado, mientras emprendía acciones para convencer a su abogado de ese entonces, a los fiscales y al juez que se había suicidado, incluido haber utilizado a su prometida para que entregara un certificado de defunción falso, dijeron los fiscales.

A simple vista, el supuesto certificado de defunción de Berger parecía un documento oficial emitido por el Departamento de Salud, Estadísticas Vitales y Registro de Nueva Jersey, pero había un gran problema: un error ortográfico notorio en la palabra “Registro” en inglés que estaba escrita como “Regsitry” en lugar de “Registry”. También hubo inconsistencias en el tipo y en el tamaño de fuente que levantaron sospechas, señalaron los fiscales.

Finge su propia muerte para no ir preso, pero lo delata un error ortográfico

Foto: AP

El verdadero Departamento de Salud, Estadísticas Vitales y Registro de Nueva Jersey confirmó que el acta de defunción de Berger era falso, añadieron los fiscales.
Berger estaba vivo, pero no del todo bien. Mientras se suponía que estaba muerto, estuvo detenido en un suburbio de Filadelfia bajo cargos que incluían acusaciones de que entregó un documento de identidad falso a las autoridades y robó a una universidad católica. En enero fue sentenciado a hasta un año en prisión, de acuerdo con los registros judiciales de Pensilvania.

 

Fuente: AP