Espiá estos secretos de belleza que toda mujer debería conocer

No tenés que gastar una fortuna para verte jovial y saludable, sólo se debe aprender a utilizar la creatividad.

Espiá estos secretos de belleza que toda mujer debería conocer
Espiá estos secretos de belleza que toda mujer debería conocer

Más allá de cualquier tip de belleza, las mujeres deben tener en cuenta que la seguridad y el aplomo son características indispensables para llevarte bien contigo misma, pues al transmitir confianza también se denota belleza y sex appeal. 

Sin embargo, hay otros secretos básicos que te ayudarán a lucir bien, sin mucha inversión de dinero. 

Es importante que sepas que no tenés que gastar una fortuna en cremas faciales, pues sin importar que tu piel sea seca o grasa, sólo necesitás una buena hidratante y un limpiador suave para cuidar tu cutis. Ambos deben ser guardados preferiblemente en la heladera. 

El protector solar nunca puede faltar en tu rutina. Muchas no saben que este producto es un gran aliado de la belleza, ya que reduce los riesgos de padecer cáncer de piel y además ayuda a mantener el cutis joven e hidratado.

Para realzar la belleza de tus labios debes exfoliarlos para eliminar exceso de células muertas. Frotalos en forma circular con un poco de vaselina y un cepillo de dientes suave. ¡Se verán divinos!

Si no tenés cremas desmaquillantes podés limpiar tu cara con aceite de coco, almendras u oliva, los cuales eliminan el maquillaje y al mismo tiempo te hidrata. Colocá unas gotitas en algodón y remové con masajes delicados.

Para tener unos pies de princesa, colocate una humectante antes de dormir y luego unas medias preferiblemente de algodón. La crema irá hidratando durante toda la noche.

Otor tip muy valioso es que si tu rímel tiene muchos grumos, sumerge la mitad del envase en una taza con agua tibia o caliente. La mezcla interna se derretirá y se volverá homogénea.

Por último, no importa si no tenés rizador de pestaña porque podés colocar una cuchara entre tus pestañas y tu parpado varias veces para darle forma, luego aplicar tu rímel. Asimismo, en caso de que tu rubor se haya terminado, podés  usar tu labial, solo difuminalo en tu mejilla y listo.