Ellas fueron las coestrellas más sexys del súper agente James Bond

 ¿Cuál será su actriz favorita? 

Ellas fueron las coestrellas más sexys del súper agente James Bond
Ellas fueron las coestrellas más sexys del súper agente James Bond

El increíble y seductor espía británico James Bond siempre se las ingenió para salir airoso de cualquier eventualidad que se le presentara. Era un nombre que casi todos respetaban y amaban.

Por supuesto, éste sería nada sin la ayuda o presencia de las chicas más inteligentes y sexys que se hayan conocido.

Varias de ellas rompieron el corazón de nuestro héroe; no obstante, merecen reconocimiento a lo que fue su trabajo en la gran pantalla. Estas son las beldades impresionantes e inolvidables de la saga Bond… hasta hoy.

Famke Janssen (como Xenia Onatopp) en Golden Eye de 1995

La morocha fue aterradora y excitante a la vez. No tuvo miedo de enfrentarse al protagonista, por ejemplo, en una carrera de alta velocidad por Monte Carlo. Tristemente su personaje encontró un final horrible, aunque Famke en sí vio un gran despegue en su carrera. Recordás su icónica interpretación como Jean Grey en X-Men. Aún sigue dando de qué hablar.

Maud Adams (como Andrea Anders) en Octopussy de 1983

Fue relacionada al mundo Bond dos veces. En The Man With The Golden Gun (1974) actuó como Andrea, quien lidió en ocasiones con el papel de Roger Moore. Luego, en Octopussy regresó a su personaje que dirigía un contrabando de joyas. Hasta se atrevió a aparecer como un extra en el filme de Bond A View To a Kill (1985).

Kim Basinger (como Domino Petachi) en Never Say Never Again de 1983

El título hizo referencia a la declaración de Sean Connery a la prensa en 1971, de que nunca más interpretaría a Bond. Kim fue recomendada para el papel por su colega Talia, después de verla en un programa de televisión. La película impulsó su fama como sex simbol en Estados Unidos. En la trama salvó a Connery y al mundo de una explosión nuclear.

Honor Blackman (como Pussy Galore) en Goldfinger de 1964

Pussy era la número ocho de un total de 57 conquistas de Bond en pantalla, pero claro que una de sus favoritas. A los 38 años, también se convirtió en la chica Bond con más edad en la historia de la franquicia. Después de Goldfinger, Honor grabó el álbum Everything I Got y lanzó su último single en 2009, titulado The Star Who Fell from Grace.

Daniela Bianchi (como Tatiana Romanova) en De Rusia con amor de 1963

Fue contratada para seducir a Bond en Rusia. Tatiana se coló en la suite del hotel de Estambul a mitad de la noche, vistiendo sólo una gargantilla de encaje negro. Ella casi no hablaba inglés, pero aprendió sus líneas fonéticamente. Su acento italiano era pesado, por lo que los productores tuvieron que contratar a alguien que no tuviese un tono tan marcado para grabar sus entradas.

Eva Green (como Vesper Lynd) en Casino Royale de 2006

Es posiblemente la chica Bond más complicada de todas. Con su historia se explica por qué Bond se transformó en ese mujeriego desalmado. Él hasta renunció al MI6 por ella, pero descubrió que lo traicionaba. El final de Lynd es crudo e inesperado.

Mie Hama (como Kissy Suzuki) en You Only Live Twice de 1967

Cuando los productores quisieron despedirla por no aprender inglés más rápido, ella amenazó con suicidarse por la vergüenza que eso le ocasionaría. Mie mantuvo su papel y después posó para Playboy. Mie estaba orgullosa de ser la primera mujer asiática en adornar las páginas del controversial magazine de adultos.

Halle Berry (como Jinx Johnson) Die Another Day, 2002

Fue la primera afroamericana heroína en la saga Bond. Hubo un guiño a la primera película del súper agente, cuando Jinx salió del agua con un bikini retro y una correa donde sostenía un cuchillo. También sus picantes escenas sexuales con Pierce Brosnan dieron mucho de qué hablar.

Barbara Bach (como Mayor Anya Amasova), en El Espía Que Me Amaba de 1977

Como parte del bando contrario, superó al 007 en su pelea por conseguir un microfilme secreto.  Bond por supuesto evita la guerra nuclear en el mundo, y escapa sólo para encontrar a Anya. Ésta lo amenaza de muerte, pero se resiste y cae en el embrujo romántico del popular agente.

Ursula Andress (como Honey Ryder) en Dr. No, 1962

Úrsula se volvió la favorita de la comunidad masculina, cuando salió de aquel mar con un cuchillo y un bikini blanco. Tenía el look, el acento sexy y la inteligencia para quedar como la mejor chica Bond de todos los tiempos.  

Su vida personal fue también dramática: el actor James Dean le había pedido que escapara con él, pero ella le dijo que estaba enamorada de John Derek, con el que luego se casó. Aquella vez Dean falleció en un accidente automovilístico. Úrsula burló a la muerte sin saberlo.