Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El Ekaterimburgo Arena, la exótica sede de Rusia 2018

El escenario fue remodelado para la competición y llama la atención por el diseño de una de sus tribunas que figura afuera del estadio.

El Ekaterimburgo Arena, la exótica sede de Rusia 2018
El Ekaterimburgo Arena, la exótica sede de Rusia 2018

El estadio Ekaterimburgo Arena hará su estreno en el Mundial el 15 de junio, cuando reciba el segundo partido de la competición que protagonizarán las selecciones de Egipto y Uruguay, equipos que cerrarán la primera fecha del Grupo A, tras el partido inaugural que habrán jugado el día anterior Rusia y Arabia Saudita en Moscú.

El escenario fue construido en 1953 y hasta la fecha ha sido remodelado y modernizado en varias ocasiones, siendo la última con miras a la gran cita del fútbol mundial. Está ubicado en la calle Repin de la ciudad y es la sede oficial del equipo Ural, club que participa en la primera división del fútbol ruso.

La estructura cuenta con un aforo para 35.000 espectadores y entre los trabajos más significativos que se realizaron para el Mundial figura la construcción de unas gradas temporales, que permitieron aumentar la capacidad de 12 mil localidades. Lo más curioso es que la tribuna en la que están las nuevas localidades está ubicada afuera del estadio que es considerado una de las grandes atracciones de la competición.

Asimismo, en la parte exterior se mantiene el diseño arquitectónico utilizado en su construcción y los diferentes sectores del lugar han sido decorados con elementos propios de la ciudad y del país, según informó el portal www.es.fifa.com

Durante el torneo en el estadio Ekaterimburgo Arena se tienen previsto disputar un total de cuatro partidos, todos correspondientes a la primera fase de la competición y en los que figurarán selecciones de la talla de México, Francia, Suecia, Perú, Japón, Senegal Egipto y Uruguay.

Al finalizar la competición se tiene estipulado que el escenario seguirá sirviendo de sede al equipo Ural en sus compromisos como local de la liga de Rusia, competición en la que este estadio alberga como promedio un total de 10.000 espectadores por partidos.