Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La dura crianza de Letizia Ortiz hacia sus hijas

La crítica española ha puesto especial interés en la disciplina hacia Leonor y Sofía.

La dura crianza de Letizia Ortiz hacia sus hijas
La dura crianza de Letizia Ortiz hacia sus hijas

La reina Letizia de España se ha caracterizado por ser una figura muy polémica, desde cuando se supo sobre su noviazgo y consecuente compromiso con el entonces príncipe Felipe VI.

Si bien no nació con sangre noble, tuvo habilidades para adaptarse al ritmo de vida que se mantiene en la Casa Real, dándole un toque muy suyo que muchos han tildado de estricto, hasta consigo misma.

La crítica española ha puesto especial interés en la disciplina de Letizia hacia sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, que aparentemente roza con lo militar, pero, ¿sus normas son tan fuertes como se piensa?.

Educación

Es cierto del gran control que ejerce Letizia sobre sus pequeñas. La soberana traslada sus conocimientos sobre el complicado mundo de la nobleza, e intenta que Leonor y Sofía luzcan perfectas en el plano físico e intelectual, haciendo que por momentos olvidemos que son niñas. Ambas acuden al mismo colegio que su padre, por lo que tienen una educación elitista.

Cero TV

Para unas jovencitas con gran metraje en los medios de comunicación, es extraño saber que en casa les tienen prohibido ver o disfrutar de la televisión, al menos entre semana. Este aparato sólo puede ser encendido los fines de semana y supervisado por su madre. Es curioso viniendo de alguien que trabajó ante las cámaras por largo tiempo.

Sin aparatos electrónicos

Cuán difícil debe ser para un niño de hoy en día no poder usar tabletas, celulares o cualquier otro aparato para jugar o distraerse, ¿no? Tanto Leonor como Sofía tienen acceso ciertas horas del fin de semana, pero a juegos didácticos.

Nada de dulces

Obsesionada por la comida que ingiere ella y sus hijas, Letizia detesta comer alimentos chatarra, ni un solo día a la semana. Para ella, el azúcar es como si fuese veneno y está prohibido. Las golosinas no pueden ingresar en la Zarzuela.  

A diario les inculca comer alimentos frescos, a la plancha o hervidos, sin grasa o frituras. La creencia de la Reina de España es que sus hijas estén siempre delgadas y saludables. Si por casualidad desean comer hamburguesas, deberán ser orgánicas y sin papas fritas.

Hora de dormir

El tiempo de descanso es fundamental. Las pequeñas van a la cama a las 21 horas. Así, Letizia se asegura de que Leonor y Sofía tengan rendimiento de un 100%. Sin importar que sean fechas importantes o especiales, ellas deberán acostarse a esa hora.

Niñera

Letizia se vale de la ayuda de una niñera británica para el cuidado, atención y buen comportamiento de sus hijas. Esto les ayudó a hablar con fluidez el inglés desde sus primeros años.

Ellas ven películas en inglés, leen libros infantiles en ese idioma y se comunican así entre ellas. Las lenguas son fundamentales para la realeza, un elemento vital para la convivencia con sus pares en el mundo.

Cumpleaños ¿feliz?

Leonor y Sofía no celebran sus cumpleaños como sus otros compañeros de clase. En esas fechas, las jóvenes tienen reuniones en el palacio. Letizia no permite que tengan una fiesta normal, donde los niños juegan y se ensucian. Eso no es aceptable para la Reina. Y si acaso deben ir a eventos de sus compañeros, la esposa de Felipe VI controla cada movimiento a la perfección.

Vigila qué comerán y nadie, absolutamente nadie, puede tomarse fotos con ellas.