Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Dos exploradores visitan "la isla de los fantasmas"

Debido a una plaga miles de personas perdieron la vida y se cree que sus cuerpos fueron enterrados en este lugar. 

Dos exploradores visitan la isla de los fantasmas
Dos exploradores visitan la isla de los fantasmas

Poveglia es una pequeña isla situada entre Venecia y Lido en la Laguna de Venecia, al norte de Italia. Un pequeño canal la divide en dos partes y los mismos venecianos la conocen popularmente como "la isla de los fantasmas" o la "isla del no retorno" debido a su historia, que comenzó cuando fue utilizada como una estación de aislamiento y cuarentena para personas afectadas por la Peste.

En el siglo XIV, Europa sufrió una gran plaga de peste bubónica, siendo Venecia un gran foco de infección debido a las rutas comerciales. Esta enfermedad terminó con poco más de un tercio de la población mundial. La muerte acechaba en cada esquina y muchas ciudades europeas, como Venecia, encontraron serias dificultades para almacenar tal cantidad de cadáveres.

Entonces fue cuando la isla de Poveglia se vio con otros ojos. Según cuenta la leyenda, todo aquel que mostrara tener el más mínimo síntoma de Peste Negra era enviado con carácter obligatorio a la isla.


La parcela de 18 acres también se utilizó como cementerio masivo donde se cree que se quemaron unas 160.000 víctimas para detener la propagación de la enfermedad, tal y como narran Matt y Andy de 'Finders Beepers History Seekers', dos exploradores urbanos que se dedican a visitar edificios, lugares abandonados y de interés alrededor del mundo.

La isla mantuvo las funciones de estación de cuarentena marítima durante el siglo XIX y hasta el segundo período de posguerra. En el último período, los edificios se utilizaron en parte como una casa de convalecencia geriátrica, pero desde 1968 también este uso se abandonó y la isla se cedió en propiedad al estado.

Desde esa época la isla ha sido objeto de varios proyectos de recuperación que nunca se han llegado a implementar.

Fuente: DPA.