Demi Lovato: su tortuoso camino hacia el estrellato

La ex estrella de Disney debió pasar por muchas vicisitudes para retomar el control de su vida.

 Demi Lovato: su tortuoso camino hacia el estrellato
Demi Lovato: su tortuoso camino hacia el estrellato

El primer coqueteo de Demi Lovato con el estrellato surgió en los años 2009 y 2010, mientras actuaba en la serie juvenil Camp Rock, de Disney Channel. Sus fans enloquecían con cada presentación de la gira musical de esa franquicia, programada por todo Estados Unidos junto a los Jonas Brothers.

Fue una época dorada para la hermosa morocha en el lado profesional, mientras a puertas cerradas lidiaba con su oscura adicción a las drogas, trastorno bipolar y bulimia.

Con esos enormes y penosos problemas, Demi Lovato decidió aceptar un tratamiento médico intensivo en el 2011, que la ayudó a pasar el 2012 con una nueva mentalidad, a medida en que practicaba cambios sustanciales dentro y fuera de las pantallas.

Optó por romper el lazo que la unía con Disney para emprender una remontada musical por su cuenta, lo que fue un movimiento muy arriesgado. Varios años después se le vio en escenarios de su país con uno de los Jonas Brothers, viviendo su sueño de cantar para la audiencia, sin olvidar de poner a su salud de primero.

Ahora sigue cosechando triunfos, incluso de la mano de artistas latinos como Luis Fonsi, con quien grabó el tema Échame la Culpa que le dio notoriedad en el mercado hispano, en tanto se espera la salida de un nuevo material a mediados de 2018.

“En este punto me siento saludable. Antes sentía un vacío y busqué tantas cosas: Una persona, una sustancia, un comportamiento, para llenarlo. Estar sobria fue difícil. Tenía problemas de vez en cuando. Algunos días es un poco pesado, otros son más fáciles. Pero, me gusta enfocarme en lo que hago ahora. Todo se resume en cumplir un largo proceso”, reveló Lovato a la revista Glamour.

Sobre su bulimia, ha hecho cambios alimenticios y físicos para encaminarse a una vida más light, sana y feliz. “Cuando te valoras y ves tu cuerpo de manera diferente, es cuando adoptas un mejor estilo de vida. Hago ejercicios todos los días. No leo la crítica venenosa. Aún en mis momentos vulnerables, cuando me dicen ‘gorda’, respiro y digo: ‘hago todo lo que puedo, no busco tener una figura 10… tal vez ni eso me interesa ya'”, finalizó.