Consejos sencillos para atenuar el problema de las várices

 La buena alimentación y la dieta pueden ayudar mucho, pues el exceso de peso es un gran desencadenante de las várices.

Consejos sencillos para atenuar el problema de las várices
Consejos sencillos para atenuar el problema de las várices

Las várices se conocen como dilataciones venosas que se determinan por la imposibilidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón. Las más habituales son las de los miembros inferiores, es decir las piernas.

Millones de personas en todo el mundo se ven afectadas por esta enfermedad molesta, dolorosa y poco estética. Aquí te presentamos varias maneras de tratar las venas varicosas en la comodidad de tu hogar.

Lo más sencillo es elevar las piernas, aunque parezca algo muy superficial esta actividad ayuda a bajar la presión de la sangre, alivia la pesadez y dolencia.

De igual manera, las medias de compresión son un gran tratamiento diario para las personas con venas varicosas. Esta tela formulada ejerce presión en el área del tobillo y va aflojándose a medida que va subiendo los miembros inferiores. Estas medias actualmente se pueden adquirir en varios modelos y colores.

También es bueno tener en cuenta que la buena alimentación y la dieta pueden ayudar mucho; pues el exceso de peso es un gran desencadenante de las varices, incluso si no se controla el peso puede ser fatal para la salud. Coma sano, haga ejercicio regularmente para ayudar a fluir la sangre.

Asimismo los masajes profesionales ayudan a mejorar la circulación y eliminar toxinas. Para potenciar los resultados existen varios aceites esenciales tales como el romero que permiten activar la circulación.

Existen muchas hierbas que contribuyen a mejorar la circulación, entre ellas se encuentran la “Cola de Caballo”, es una planta medicinal que tiene muchas propiedades para las venas y arterias. Ésta se puede consumir como té; sin embargo no es recomendable para mujeres embarazadas, con problemas cardíacos o tromboflebitis.

No obstante, la caléndula es otra de las plantas ideales para mejorar el problema varicoso. Por sus propiedades desinflamatorias y antiséptico permite la fluidez de la sangre a través de las venas atrofiadas. La infusión de esta flor repara los tejidos dañados, reduce la inflamación de los miembros inferiores y alivia los dolores.

De igual modo, la castaña de India es considerada uno de los mejores remedios caseros para las varices conocido hasta el momento. También se usa para aquellas personas que padecen flebitis, porque estimula la circulación de la sangre.