Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Conocé a Pigcasso, la cerdita que pinta cuadros en Sudáfrica

El animal ha demostrado tener grandes habilidades para la pintura, por lo que bautizada con un apodo en homenaje al pintor español Picasso. Mirá el video.

Conocé a Pigcasso, la cerdita que pinta cuadros en Sudáfrica
Conocé a Pigcasso, la cerdita que pinta cuadros en Sudáfrica

Para pintar hace falta habilidad y una cerda en Sudáfrica ha demostrado que tiene talento de sobra con los pinceles, herramientas que ha utilizado sobre los lienzos para crear varios cuadros que actualmente están valorados en miles de euros.

Sus habilidades la han llevado a ser bautizada como “Pigcasso”, apodo con el que se le buscó rendir tributo al extraordinario y reconocido pintor español Pablo Picasso. El animal fue rescatado cuando apenas tenía un mes de nacido por Joanne Lefson, quien es la fundadora de un reconocido refugio en Ciudad del Cabo que lleva por nombre Farm Sanctuary.

Desde temprana edad comenzó a entretenerse con los pinceles y pinturas de su dueña, logrando crear diferentes obras abstractas que motivaron a su cuidadora a crear un perfil de Instagram para publicarlas.

Las habilidades de la cerda se hicieron virales y sus obras que con frecuencia lucen colores amarillos, rojo, azul o verde, reciben miles de likes a diario y son bastante cotizadas. Actualmente, “Pigcasso” cuenta con más de 4.950 seguidores en Instagram, donde además su dueña publica todo lo relacionado a la exposición de sus obras que ha sido denominada “Oink”.

Lefson afirmó que no obliga a la cerda a pintar, sino que lo hace cuando se inspira, según reseñó el portal El Espectador. Asimismo, destacó que cuando notó los dotes artísticos de Pigcasso la incentivó con comida a cambio de obras, situación que la motivó a perfeccionar las pinturas que realiza con los pinceles que agarra con su boca.

La idea es presentar las obras del animal en diferentes ciudades del mundo como Ámsterdam (Holanda), Berlín (Alemania), Londres (Inglaterra) y París (Francia). Las obras de la excéntrica y ahora conocida artista están a la venta y las ganancias obtenidas son utilizadas para financiar el refugio donde habita.