Los cinco problemas más comunes que tienen los hinchas antes de ir a un Mundial

El fanatismo por la selección ha llevado a los aficionados a conseguir varios trabajos, vender objetos y hasta divorciarse de su pareja.

Los cinco problemas más comunes que tienen los fanáticos antes de ir a un Mundial
Los cinco problemas más comunes que tienen los fanáticos antes de ir a un Mundial

El fútbol despierta pasiones en todos sus hinchas, quienes cada cuatro años sueñan con ir al Mundial para apoyar a la selección de su país; sin embargo, para cumplir su anhelo deben sortear una serie de dificultades que van desde el dinero hasta el amor.

A menos de 120 días para iniciarse el Mundial de Rusia 2018 decidimos recordar las situaciones más comunes que los aficionados deben afrontar para poder viajar y disfrutar de la competición más importante del fútbol.

El principal problema de muchos fanáticos es el dinero y es que el costo de los boletos de avión, hospedaje y comida, reflejan que se debe contar con una buena cantidad de ahorros en el banco. Sin embargo, conseguir un laburo adicional y trabajar algunas horas extras durante algunos meses son los escenarios que muchos manejan para solventar este obstáculo.

Otras personas tratan de ser más prácticas y ponen en venta algunos artículos y propiedades con el fin de recaudar los fondos que terminarán gastando entre goles y cánticos.

La ausencia en el trabajo durante la competencia es otro de los problemas y puede traer como consecuencia el despido. Para evitarlo muchos hinchas solicitan sus vacaciones en los meses de junio y julio, mientras que los más osados se la han jugado en ediciones pasadas con alguna mentira para poder viajar.

Lograr el engranaje y la coordinación de todos los miembros del grupo que van a trasladarse a la cita mundialista es otra de las trabas que comúnmente afrontan los fanáticos, quienes apelan a una estricta planificación para que esta situación no atente contra la cancelación del viaje.

Por último, y uno de los problemas más complicado está el solicitar el permiso de la pareja, situación que en muchos casos ha culminado en divorcio de matrimonios de muchos años. En el pasado Mundial de Brasil 2014, un colombiano se hizo famoso por presentar una bandera en la que explicaba que su pareja lo puso a decidir entre el mundial o ella y su presencia en Brasil reflejaba cual fue su decisión.