Burt Reynolds fue el más taquillero en la década de los ochenta

Uno de los éxitos de su carrera profesional fue la consagración de la película Deliverance en 1972.

Burt Reynolds fue el más taquillero en la década de los ochenta
Burt Reynolds fue el más taquillero en la década de los ochenta

Burt Reynolds fue el actor, director de cine y productor estadounidense más taquillero de la época de los 80, al ser una de las principales estrellas del cine de su país natal, Estados Unidos.

Uno de los éxitos de su carrera profesional fue la consagración de la película Deliverance en 1972. El film del género dramático y acción fue estrenado en los Estados Unidos el 30 de julio de 1972 y su director fue John Boorman.

Los protagonistas principales de la película son Burt Reynolds, Jon Voight (actor), Ned Beatty (actor estadounidense que ha trabajado en más de 100 películas) y Ronny Cox (un actor, cantautor y guitarrista estadounidense).

En esta producción ellos representan a Lewis MedlockEd GentryBobby Trippe y a Drew Ballingerquienes protagonizan a cuatro importantes empresarios de la ciudad de Atlanta en Estados Unidos.

El cuarteto de emprendedores acuerda navegar por el río Piragua en el remoto norte de Georgia en EEUU. En la aventura los hombres aspiran disfrutar de la naturaleza y del paisaje que esta brinda, antes de que el valle Cahulawassee sea cubierto por una represa.

Los más veteranos en este tipo de excursiones al aire libre son Lewis Medlock y Ed Gentry, quienes en oportunidades anteriores han estado juntos en este tipo de salidas. Lewis es el líder del grupo y los principiantes son Bobby Trippe y Drew Ballinger.

Cuando llegan a su destino los turistas tienen diferencias con los habitantes de la zona, varios de ellos son salvajes. Los lugareños son temerosos de los hombres de ciudad, mientras que estos, quienes son de clase media, se comportan con una actitud superior a los residentes, ya que son de bajos recursos y con una educación muy pobre.

En medio de este escenario está Drew Ballinger. El hombre toma su guitarra y comienza a tocar, al tiempo que logra una empatía con un lugareño que sufre discapacidad mental, pero que resultó ser un excelente tocador de banjo.

Ambos improvisan algunos toques, pero al final de la actividad el lugareño se negó a despedirse de Drew Ballinger dándole la mano, lo que a éste le extrañó, ya que ambos estuvieron por un buen rato tocando y sonriendo.

Luego, cuando los cuatro turistas se marchan del pueblo, el lugareño que tocó con Drew se para sobre un puente mientras los extraños se retiraban.