Un buen descanso reduce el riesgo de enfermedades

Dormir bien es fundamental para recuperar las energías invertidas en el día y comenzar el siguiente con la mejor disposición.

Dormir bien es fundamental para recuperar las energías
Dormir bien es fundamental para recuperar las energías

Según un estudio publicado en el European Journal of Preventive Cardiology y difundido por la European Society of Cardiology, si las personas duermen al menos 7 horas por noche, aumentan los beneficios de tener un estilo de vida saludable.

Otros datos relevantes son que se puede disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares en 65% y en 83%  que se produzcan eventos fatales.

Un estilo de vida saludable incluye practicar ejercicios, llevar una dieta saludable, consumir alcohol moderadamente así como evitar el cigarrillo. Tener esos cuatro hábitos mejora la salud del corazón pues están asociados con un riesgo 57% menor de tener una enfermedad cardiovascular.

Las personas con pocas horas de sueño suelen tener más tendencia a la obesidad, hipertensión, niveles más altos de presión arterial, colesterol total, hemoglobina A y triglicéridos, los cuales aumentan el riesgo de afecciones cardiovasculares.

Y cuando se junta un buen hábito de descanso a los otros cuatro factores mencionados, el beneficio de protección general se incrementó aún más. Sin embargo, solo dormir suficiente también reduce en un rango de entre 22% y 43%.

En cambio, la falta de sueño se asocia con otros padecimientos que van desde el mal humor hasta el cáncer. Específicamente, en el caso de enfermedades cardiovasculares, un estudio anterior encontró que las personas que dormían menos de siete horas y se levantaban cansadas tenían un 63% más de riesgo. Sin embargo, en quienes durmieron menos de eso y despertaron descansados no aumentó el riesgo de tenerlas.

Un buen descanso tiene efectos en la salud en el corto y largo plazo, de allí la importancia de procurar un espacio adecuado para dormir y establecer ciertas rutinas para ello.