Beijing estrena nueva tecnología con un subte sin conductor

El vehículo es totalmente automatizado y tiene previsto trasladar a 70.000 personas a diario por las nueve estaciones que conecta a las localidades de Yanshan y Fangshan.

Beijing estrena nueva tecnología
Beijing estrena nueva tecnología

Tres líneas ferroviarias inteligentes han sido puestas en actividad en la ciudad de Beijing (China) con la intención de seguir optimizando el transporte público de esa localidad que desde hace un tiempo les ofrece a los usuarios una tecnología de vanguardia.

La gran novedad es el funcionamiento en la Línea Yanfang del primer subterráneo sin conductor que ha sido desarrollado en ese país. El vehículo es totalmente automatizado y tiene previsto trasladar a 70.000 personas a diario por las nueve estaciones que abarca esta línea que conecta a las localidades de Yanshan y Fangshan y que cuenta con una distancia total de 15 kilómetros.

Con estas tres nuevas rutas, la ciudad de Beijing llega a las 22 líneas de ferroviarias inteligentes que sirven para cubrir una extensión de 608 kilómetros. La tecnología de trenes eléctricos no tripulados fue puesta en marcha a mediados de 2017 en China, específicamente en la ciudad de Zhuzhou, con el denominado Smart Bus, vehículo de 30 metros de longitud que además de no tener conductor permite aumentar su capacidad de dos a cuatro vagones y transportar alrededor de 307 personas.

Asimismo, no necesita vías ferroviarias para trasladarse porque cuenta con una serie de sensores en el chasis que le permiten guiar su trayectoria por dos líneas continúas ubicadas en el suelo, además de otros sensores de proximidad que le sirven para medir la distancia con los objetos y evitar chocar.

La velocidad en la que se desplaza el Smart Bus es de aproximadamente 70 kilómetros por hora, rapidez que le permite circula por cualquier ciudad. Este proyecto fue puesto en marcha como una prueba piloto el pasado mes de junio; sin embargo, ha sido tan exitoso que los responsables han decidido extenderla para seguir optimizando y consolidando el transporte público chino como uno de los más tecnológicos del mundo.