Axl Rose: su accidentada niñez en camino al estrellato

El cantante era considerado como “la pesadilla de un policía en un pueblo pequeño”.

 

Axl Rose: su accidentada niñez en camino al estrellato
Axl Rose: su accidentada niñez en camino al estrellato

Mientras que el vocalista de Guns N’ RosesAxl Rose, saltó a la fama cantando sobre el lado sórdido de Los Ángeles, o dando la bienvenida a los fanáticos a la jungla de Hollywood, fue criado con estándares mucho más estrictos de lo que constituía su propia música.

Alrededor de los 10 años, su padrastro -que era predicador- lo golpeó en la boca por cantar temas de Barry Manilow, ya que creía que la canción Mandy era “malvada”, según lo reseñó la página New York Post.

También, en El último de los Gigantes: La verdadera historia de Guns N 'Roses, el autor Mick Wall mostró cómo la infancia de los miembros de la banda los llevó a su eventual estatus de dios del rock.

Wall reveló que Rose, suyo nombre real es William Bailey, era “la pesadilla de un policía de un pueblo pequeño” cuando cumplió 18 años, acumulando veinte arrestos en su ciudad natal de Lafayette, Indiana. Fue, de acuerdo al libro, culpable de cinco de los cargos.

“Los registros del Tribunal del Condado de Tippecanoe indicaron que pasó un total de diez días en la cárcel del condado como adulto, en un período comprendido entre julio de 1980 y septiembre de 1982, por cargos de agresión, contribuyendo a la delincuencia de un menor, intoxicación pública, entrada ilegal y travesura”, señaló Wall.

Cuando Rose hizo autostop en Los Ángeles por primera vez, él estaba “omitiendo técnicamente la fianza del juez”. Al leer sobre sus antecedentes, no fue difícil ver lo que pudo haber llevado a Rose a su comportamiento actual.

Nació el 6 de febrero de 1962, hijo de Sharon Lintner, estudiante de secundaria de 17 años, y un “chico malo de Lafayette” llamado William Rose. Años más tarde, después de asistir a terapia de regresión, Axl dijo: “No me gustó la forma en que mi madre me trató antes de que naciera, así que cuando salí, estaba deseando que ella muriera”.

Otra grave confesión fue la del supuesto abuso sexual que le perpetró su padre. “Recuerdo haber sido abusado por ese hombre, y haber visto algo horrible en mi madre cuando vino a buscarme”, comunicó Rose sobre los recuerdos que surgieron en la terapia.

Luego de cumplidos sus dos años Rose no volvió a saber de William, y no tenía figura paterna hasta que Lintner se casó con Stephen Bailey, el predicador. Creció creyendo que éste era su padre natural y usó su apellido.

La familia asistía a la iglesia tres veces a la semana. El reverendo Bailey “gobernó a su familia con una retórica temerosa de Dios y una mano de hierro. Axl recibió un golpe en la cara por ver a una mujer en bikini en un anuncio televisivo. La televisión en sí misma fue descartada poco después”, colocó Wall en su libro.

Rose conocía la Biblia tan bien que fue invitado a dar sermones en la iglesia de su padrastro. “Aprendió a hablar frente a una multitud y también a tocar el piano y cantar. Axl de alguna manera encontró una identidad, aunque nunca contó con el apoyo de su padrastro”, se lee en sus líneas.

Jeff Isbell era un baterista adolescente que cursaba noveno grado, cuando vio por primera vez a Rose. “Pensé: ese tipo está completamente loco, sería un gran cantante de rock. Lo persuadí para que estuviera con la banda, pero no fue tan bien en los primeros días”, añadió Isbell quien luego cambió su nombre a Izzy Stradlin.

Este joven pasó de actuar con la batería a tocar guitarra. Ambos, Axl e Izzy habían decidido probar suerte en L.A. y así comenzó su aventura, sin pensar en que pronto desarrollarían una de las mejores bandas de rock de su generación.