Un asteroide podría destruir el planeta Tierra el 21 de septiembre de 2135

La NASA está desarrollando una estrategia para neutralizar la amenaza.

Un asteroide podría destruir el planeta Tierra el 21 de septiembre del 2135
Un asteroide podría destruir el planeta Tierra el 21 de septiembre del 2135

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) se está planteándo la posibilidad de recurrir a las armas nucleares para destruir o cambiar el rumbo de un gigante asteroide de 500 metros de diámetro que podría impactar con la Tierra en 2135 y acabar con la humanidad.

Esta amenaza tiene por nombre Bennu y mide alrededor de 500 metros de diámetro. El asteroide está viajando alrededor del Sol con una velocidad de más de 100.000 km/h y existe la posibilidad de que pueda impactar contra la Tierra el 21 de septiembre de 2135, lo que causaría la destrucción parcial del planeta.

No obstante, es un gran alivio saber que no estamos desprotegidos ya que la NASA  ha diseñado recientemente un plan científico para acabar con Bennu, que mide casi como el icónico Empire State Building de Nueva York.

El Asteroide Bennu está siendo rastreado por la NASA desde el año 2016, cuando lanzó la sonda espacial robótica OSIRIS-REx  para estudiar al peligroso gigante espacial. Se calcula que aterrice en la superficie del asteroide en agosto de este año para tomar muestras, para luego traerlas de regreso a la Tierra.

De cualquier forma, mientras OSIRIS-REx está viajando en el espacio, los incansables científicos de la agencia siguen trabajando en desarrollar una respuesta a la amenaza del asteroide y lo mas probable es que tenga que ver con el uso de armas nucleares.

Según algunos veceros, la NASA construirá una nave espacial que pesará 8,8 toneladas para su Misión de Asteroide Hiperveloz para Respuesta de Emergencia (Hypervelocity Asteroid Mission for Emergency Response, o HAMMER, en inglés). Esta nave será desarrollada en conjunto con un cuerpo de seguridad del Gobierno de EE.UU. y un laboratorio de armas. 

De esta manera, en caso de peligro, HAMMER podría desviar la trayectoria de Bennu y arrastrarlo de vuelta a la órbita solar. Otra opción sería disparar un arma nuclear desde la nave para desintegrar el asteroide y minimizar su amenaza sobre la Tierra.

En estos momentos HAMMER está en su etapa de planificación y ni siquiera tiene un presupuesto de construcción estimado.