Anthony Hopkins contó que admira al comediante Tommy Cooper

En febrero de 2008 se presentó una estatua conmemorativa en honor al humorista en Caerphilly, y para la ceremonia el actor donó un fez y realizó una actuación cómica.

Anthony Hopkins admira al comediante Tommy Cooper
Anthony Hopkins admira al comediante Tommy Cooper

Anthony Hopkins inspira seriedad. Sus ojos azules y su mirada penetrante dan la impresión de que el actor no coqueteara con el humor, pero definitivamente las apariencias engañan.

Y es que el británico es un fiel admirador del comediante e ilusionista Tommy Cooper, nacido en Caerphilly, Gales, el 19 de marzo de 1921 y quien falleció el 15 de abril de 1984 en Londres víctima de un infarto agudo al miocardio que sufrió frente a millones de espectadores.

El incidente ocurrió a mitad de la actuación de Cooper, en directo en el programa de variedades de la London Weekwnd Television, Live From Her Majesty's. Su asistente sonrió cuando él cayó, creyendo que era un chiste, lo mismo hicieron los presentes y espectadores.

Al percatarse de que no era parte de un show, se trató de reanimar al comediante sin éxito. Fue trasladado al hospital y allí certificaron su muerte.

En febrero de 2008, Anthony Hopkins como patrocinador de la Sociedad Tommy Cooper presentó una estatua conmemorativa en Caerphilly. Para la ceremonia, donó el fez (tocado masculino) de Cooper y realizó una actuación cómica en honor al humorista. La estatua fue esculpida por James Done.

Hopkins, quien ha participado en casi 100 películas y series de televisión, también es conocido por ser bromista en los rodajes. Con su acción pretende calmar el humor durante las producciones.

Muchas veces se le ha visto ladrando como un perro antes de filmar una escena, según declaró en 2007 durante una entrevista con Jay Leno en The Tonight Show. 

Otra faceta que destaca en el actor es que dedica parte de su tiempo a apoyar a grupos filántropos y a organizaciones caritativas, ofrendadas a preservar el medio ambiente,  a rehabilitar a mujeres drogodependientes o ayudar a adictos a las drogas y el alcohol. 

También es maestro voluntario en Ruskin School of Acting, una escuela de actuación en Santa Mónica, California, donde él vive.

Hopkins igualmente es integrante del grupo de protección ambiental Greenpeace,  un movimiento global integrado por más de 3 millones de personas en 55 paísesque actúa para poner fin a los abusos contra el medio ambiente.