750 millones de personas vieron la boda de Lady Di y el príncipe Carlos

La ceremonia, celebrada el 29 de julio de 1981, se convirtió en la unión nupcial con más espectadores de todos los tiempos.

750 millones de personas vieron la boda de Lady Di y el príncipe Carlos
750 millones de personas vieron la boda de Lady Di y el príncipe Carlos

El matrimonio es un celebración que requiere tiempo de planificación  para no descuidar ningún detalle y garantizar que el evento sea como lo soñaron las personas que lo contraerán. Pero cuando se trata de una boda real, que requiere de una serie de reglas protocolares, el asunto reviste mayor rigurosidad.

Ese tipo de ceremonias llaman la atención del mundo entero, a propósito del impacto que causan en la sociedad y más cuando se trata de la realeza británica, una de las más mediáticas del mundo. 

Sin duda, una de las uniones que tuvo más realce fue la de lady Diana Spencer y el príncipe de Inglaterra, Carlos, lo que para muchos fue como una especie de cuento de hadas.

Fue en 1981 cuando la pareja anunció su compromiso que se materializó en boda el 29 de julio del mismo año, en la catedral de San Pablo de Londres, Inglaterra.

La ceremonia fue vista por más de 750 millones de personas en el mundo, convirtiéndose en la unión nupcial con más testigos de todos los tiempos.

Captando todas las miradas, Lady Di arribó a la catedral de San Pablo en la Carroza de Cristal con un vestido de mangas voluminosas, ceñido a la cintura, con una cola de 8 metros, diseñado por DavidElizabeth Emanuel y coronada por una tiara, de donde pendía un voluminoso velo.

La boda estuvo severamente resguardada. Los funcionarios de seguridad  revisaron todas las alcantarillas de la ciudad, hicieron recorridos por los lugares más recónditos y ubicaron francotiradores en sitios estratégicos para evitar cualquier ataque.

Aunque ese día Carlos y Diana lucían radiantes y muchos pensarían que se trataba de los futuros reyes de Inglaterra, esta unión llegó a su fin el 28 de agosto de 1996, un año antes del fallecimiento de Lady Di, aunque estaban separados desde 1992. De esa unión nacieron Guillermo y Enrique.

Tiempo después, Diana confirmó los rumores que rondaban su relación con el príncipe Carlos y que daban cuenta del infierno que vivió, sobre todo porque su esposo tenía una amante. Se trataba de Camilla Parker-Bowles, quien ahora es reconocida como Camilla Windsor o la duquesa de Cornualles, luego de que se casara con el heredero de la corona británica en 2005.

Para Diana el día de su boda fue el peor de los vividos. La otrora princesa de Gales dijo haberse sentido como “un cordero rumbo al matadero” cuando se despertó aquella mañana del 29 de julio de 1981.