Carina Zampini y su debut como conductora: "Es algo que rondaba en mi cabeza, pero no pensé que iba a suceder"

Carina Zampini debuta en la conducción en Morfi, todos a la mesa (Foto: Ciudad.com)
Carina Zampini debuta en la conducción en Morfi, todos a la mesa (Foto: Ciudad.com)

La actriz habló con Ciudad.com de su debut en Morfi, todos a la mesa, su situación sentimental y el bajo rating de Entre Caníbales. Video.

Un nuevo desafío laboral regresa a Carina Zampini (39) a la pantalla de Telefe, canal en el que brilló como actriz en las últimas ficciones que protagonizó: Dulce Amor y Camino al Amor. Pero su vuelta tiene un sabor especial, ya que será como conductora de Morfi, todos a la mesa, programa en el que oficiará de anfitriona junto a Gerardo Rozín, a partir del lunes 29 a las 10.30 horas.

A días del debut, Ciudad.com habló con Carina del ciclo matinal, su estado sentimental y las expectativas que genera en su hijo, Manuel (16), verla sin personajes y en un nuevo rol. "Él está muy entusiasmado, como yo. Con Manuel nos amamos muy sanamente y nos alegramos por la felicidad del otro, siempre", adelantó Zampini.

-¿Cómo vivís los días previos al debut en este desafío, totalmente novedoso para vos?

-Estoy muy feliz. Todavía no estoy nerviosa, pero sí expectante y disfrutando. También estoy muy agradecida porque la conducción es algo que rondaba en mi cabeza hacer en algún momento de mi vida. Era una de esas cosas que uno dice en voz alta, pero que piensa que nunca va a suceder... Que Rozín y Tomás Yankelevich hayan pensado en mí fue una sorpresa.

-Cuándo te llegó la propuesta, ¿dudaste o te embalaste y dijiste 'sí'?

-No lo dudé mucho ni me embalé. No soy muy impulsiva, con lo cual la primera sensación fue la de decir 'sí, claro, voy a hacer esto', pero después baje dos cambios, lo pensé y di el 'ok'.

"Estoy muy feliz con Morfi, todos a la mesa. Todavía no estoy nerviosa, pero sí expectante y disfrutando. También estoy muy agradecida porque la conducción es algo que rondaba en mi cabeza hacer en algún momento de mi vida".

 
-¿En el momento de pensarlo, se lo consultaste a tu hijo, Manuel, ya que va a ser la primera vez que va a ver a su madre sin personaje y en la conducción?

-Sí, a Manuel le transmito todo. Nosotros tenemos una comunicación muy fluida y le pregunto mucho su parecer, su mirada sobre muchas cosas; y a veces sin consultarlo le comento para participarlo y poder compartir todas las cosas que me pasan. Él se puso súper contento, me dijo: '¡Qué bueno mamá, va a estar buenísimo!'. De hecho, me dijo que el 29, cuando arranquemos, va a faltar al colegio para ver el programa en vivo. Está muy entusiasmado, como yo. 

-¿Cómo creés que vas a ser como conductora? ¿Cuáles serían tus puntos fuertes?

-No sé cómo voy a ser, voy a aprender a ser, porque es algo que no es lo que aprendí. Estoy muy dispuesta a recibir y a tomar todos los comentarios, los datos, todo lo que pueda sumarme como herramienta para poder desenvolverme. Lo que sí puedo garantizar es que lo voy a hacer con el amor que hago todo, con el respeto, la pasión y la dedicación que le pongo al laburo siempre, sea en el rol que sea, ¡y con muy buena energía! También les voy a garantizar que el programa es para todos los que están en su casa a esa hora, para chicos, grandes y familia. El hilo conductor del programa es la comida y a los argentinos nos abarca muchas cosas: la reunión, la conversación de lo que está pasando, el chisme del día, la actualidad, la música de fondo, mucho humor y mucha buena onda.

-Como bien decís, la comida va a estar muy presente. ¿En tu vida sos buena chef?

-Soy buena ama de casa y cocinando. No soy chef, pero me encanta cocinar y hago muchas cosas: pastas caseras, pan, asados, repostería... Así que me va a encantar estar ahí, aprender, meter mano y comer sobre todo.

"No estoy en pareja y estoy muy bien sola, porque estoy muy bien conmigo misma, que es algo que aprendí a hacer. Pero me encantaría enamorarme".

 
-Estás muy linda y flaca, ¿te vas a tentar con la comida o te vas a cuidar?

-Yo me 'tengo' que cuidar, no es que me voy a cuidar. Me tengo que cuidar un poco siempre, porque es sano y porque tengo una tendencia a ser rellenita. Nunca fui flaca, flaca, entonces, tengo que cuidarme un poco en la alimentación, pero siempre con equilibrio. Para mí el equilibrio es la receta en todas las cosas en la vida. Está bueno cuidarse, está bueno también ser feliz compartiendo un asado y una cerveza con amigos, una vez por semana, y después volver a la rutina como para no desbandar y que el cuerpo no se resienta. Todo eso le hace bien al funcionamiento del organismo, a la piel, al pelo, más allá de la imagen, que es lo que en general a las mujeres nos importa más y no está tan bien.

-¿Estás en pareja?

-No estoy en pareja y estoy muy bien sola, porque estoy muy bien conmigo misma, que es algo que aprendí a hacer. Pero me encantaría enamorarme de alguien que sea así como mi príncipe azul. Así que si hay alguien por ahí... (bromea)

-Por último, ¿por qué creés que la gente no se enganchó con Entre Caníbales? 

-Yo no puedo decir por qué la gente no se enganchó; si alguno de nosotros lo supiéramos se harían todos programas exitosos. Son acontecimientos, puede pasar por distintos factores: porque es un momento social en el que la gente no se identifica con el tema, o porque está en un horario en el que la gente que lo miraría no lo puede ver, o porque no sabemos qué… Y a veces pasa al revés, hay programas que no son de tan buena calidad y son exitosísimos y te preguntás por qué tiene éxito, y tampoco lo sé. En este caso, creo que es una pena porque es una ficción que tiene muchísima calidad, con un gran director, con un muy buen elenco, con una hermosa historia... y además es una pena porque es una ficción nacional, que le da trabajo a mucha gente. Con lo cual, que se acorte no es grato para nadie. Pero bueno, es un poco lo que sucede, lo que está pasando, y hay que tomarlo como es y tratar de corregir lo que uno considera que es lo no acertado, si hay algo no acertado.