Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La vacuna "no va a reemplazar" a las otras herramientas contra el coronavirus, advierte la OMS

La semana pasada Tedros había destacado que "nunca en la historia la investigación de las vacunas se avanzó tan rápido".

La vacuna no va a reemplazar a las otras herramientas contra el coronavirus, advierte la OMS
La vacuna no va a reemplazar a las otras herramientas contra el coronavirus, advierte la OMS

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió hoy que solamente una vacuna no alcanzará para derrotar a la pandemia del coronavirus ya que "va a completar las demás herramientas que tenemos, no a reemplazarlas".

Tedros volvió a estar presente en la reunión del consejo ejecutivo de la agencia que dirige luego de haberse puesto en cuarentena el 2 de noviembre, por haber estado en contacto con una persona diagnosticada positivo al coronavirus.

Respecto a la vacuna, el director general coincidió con otros directivos de la OMS, que pusieron paños fríos al optimismo que generó el anuncio de Pfizer y BioNTech de tener datos preliminares de una vacuna en fase III con una eficacia del 90%.

"Inicialmente las cantidades serán limitadas, y por consiguiente el personal sanitario, las personas de edad y las que tienen mayor riesgo tendrán la prioridad" serán las primeras en ser vacunadas y "esperamos que ello reduzca el número de muertos y permita resistir a los sistemas de salud", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"Pero ello dejará aún mucho espacio al virus para operar", advirtió, a la vez que exhortó a no abandonar las medidas que impiden la propagación del virus, como los tests, las cuarentenas o respetar las medidas de prevención sanitarias.

La semana pasada Tedros había destacado que "nunca en la historia la investigación de las vacunas se avanzó tan rápido".

A la vez se declaró a favor de establecer un "sistema mundial para compartir agentes patógenos y muestras clínicas para facilitar el desarrollo rápido" de tratamientos, vacunas y otras terapias, que serían dispuestas como "bienes públicos mundiales".

Fuente: Télam