Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fuerte respuesta de la mamá Ángeles Rawson a si le desea 'lo peor' a Mangeri: "Uno no es un asesino"

Jimena Aduriz habló en LAM del crimen de su hija y alzó su voz en contra de la liberación de los presos por la pandemia.

Firme respuesta de la mamá de Ángeles Rawson cuando De Brito le preguntó cómo no tiene un sentimiento de revancha con Mangeri

El 10 de junio de 2013 la vida de Jimena Aduriz cambió para siempre. Ese día, su hija Ángeles Rawson (16) fue asesinada por Jorge Mangeri, el encargado de su edificio, quien intentó abusar sexualmente de ella hasta ponerle fin a su corta vida.

Cumpliendo su condena en el penal de Ezeiza y ante la posibilidad de que Mangeri obtenga el beneficio de la prisión domiciliaria por la pandemia de coronavirus, la mamá de Ángeles salió al aire en Los Ángeles de la Mañana para manifestar su dolor y total disconformidad con la idea de que el asesino de su hija salga de la cárcel.

"Uno no es un asesino. Pasado el primer momento de estupor, uno no tiene ese espíritu. Te diría que el 99% de las victimas no pedimos venganza, pedimos justicia. Pero es muy duro".

"Tomé la noticia con mucha preocupación y dolor. Es una mezcla de sentimientos negativos, que podés sentir como víctima. Es algo muy duro", comenzó diciendo Jimena en LAM, oponiéndose a la liberación temporal de sujetos que cometieron femicidios o aberrantes delitos.

En ese doloroso marco, Ángel de Brito le preguntó: "¿Cómo hacés para no tener una actitud de venganza, sino de justicia? Porque a todos los que no nos pasó, por suerte, pensamos lo peor para el asesino, el delincuente. ¿Cómo se logra ese sentimiento de paz, para pedir justicia, y no tener un espíritu revanchista?".

"Hoy Ángeles tendría 23 años. Ella era mi única hija mujer. Tengo tres hijos varones más grandes. Esa nena era mi todo, mi compañera y mi guardiana... El dolor no expira".

Con templanza y firmeza, Aduriz le contestó: "Cuando yo estaba del otro lado, también me pasaba lo mismo cuando escuchaba estos casos. Pero cuando estás de este lado, vos no sos un asesino. Uno no es un asesino. Pasado el primer momento de estupor, uno no tiene ese espíritu. Te diría que el 99% de las victimas no pedimos venganza, pedimos justicia. Pero es muy duro. La clave para rearmarte es la resignificación… Puse el proyecto de vida de mi hija en ayudar a otros".

Recordando a su hija, Jimena señaló: "Hoy Ángeles tendría 23 años. Ella era mi única hija mujer. Tengo tres hijos varones más grandes. Esa nena era mi todo, mi compañera y mi guardiana. Ella iba a estudiar Psiquiatría".