Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Desgarrador testimonio de la viuda del primer enfermero que murió de coronavirus: "Los vecinos me querían prender fuego la casilla"

Silvio Cufré trabajaba en una clínica de Brandsen y el sábado se convirtió en la primera víctima del sistema de salud bonaerense.

Habló la esposa del primer trabajador de la salud que murió por coronavirus

El enfermero Silvio Cufré se convirtió este sábado en la primera víctima del coronavirus del sistema de salud bonaerense tras contagiarse de un paciente que atendió en el Instituto Médico Brandsen. María José, su viuda, habló este lunes con Telenoche y reveló que a su marido nunca le proporcionaron información sobre el estado del enfermo que atendió ni tampoco medios para prevenir la enfermedad; y que han recibido amenazas por parte de algunos de sus vecinos de la localidad de Alejandro Korn para que se vayan de allí.

"Él fue a trabajar un martes hace dos semanas y cuando regresó se sentía mal, al otro día volvió más temprano y me dijo que le habían puesto la vacuna antigripal. (...) Él murió sin saber que tenía coronavirus, creía que tenía neumonía. De la clínica de Brandsen lo mandaron a casa en lugar de dejarlo internado. El jueves, se tomó la temperatura y tenía más de 40 grados, informó a la clínica y le dijeron que vaya para allá. (...) Se fue y nunca volvió: ayer lo enterramos. ¡Es muy triste todo lo que estamos pasando!", relató María José junto a sus seis hijos.

El sábado 11 de abril, tras confirmarse que era positivo, Silvio fue derivado desde la clínica de Brandsen al Hospital Regional Cuenca Alta de Cañuelas, donde falleció el 18 de abril.

Pero ese no es el único drama que vive María José sino que, tras conocerse la triste noticia, algunos vecinos reaccionaron violentamente. "A raíz de esto tuve problemas con algunos que querían que nos vayamos del barrio porque decían que habíamos traído la epidemia acá, que íbamos a contagiar a todos. Ahora tengo un patrullero cuidándonos porque algunos me querían prender fuego la casilla. Pasaban con el auto y me decían que me vaya del barrio", agregó la mujer, que además explicó que los médicos descartaron que hayan contraído la enfermedad debido a la falta de síntomas.

"El intendente Nicolás Mantegazza se puso mi familia al hombro y nos hizo traer el cuerpo de mi marido para que al menos podamos despedirlo cinco minutos", concluyó entre lágimas María José.