Top 5 de las grandes canciones del mítico Elvis Presley

 Tras su muerte siguió creciendo como un gran ícono y figura de la cultura musical. Mirá los videos.

 

Top 5 de las grandes canciones del mítico Elvis Presley
Top 5 de las grandes canciones del mítico Elvis Presley

Elvis Presley es el Rey indiscutible del Rock N' Roll. Salió de circunstancias humildes para cambiar su era, gracias a su voz dominante y fuerte presencia en los escenarios. 

Su carrera, como cantante y animador, redefinió la música popular. Es extraño que aun después de muerto creciera como icono y figura. Hasta el escritor Lester Bangs expresó: “Puedo garantizarles una cosa: Nunca acordaremos nada como acordamos sobre Elvis”.

Mirá el top cinco de las principales canciones de Presley:

Mystery Train

Fue escrita por Sam Phillips y Junior Parker, originalmente grabada por Blue Flames. Mystery Train anunció el surgimiento del rockabilly y el nacimiento de una etapa memorable en la carrera de Elvis.

 

Heartbreak Hotel

En 1956, Presley se trasladó a RCA Victor y su lanzamiento bajo la etiqueta, Heartbreak Hotel, sería la primera de muchas grabaciones en encabezar las listas Top 100 de Billboard.

La canción fue catalogada como número uno aquel año, hazaña casi imposible para una tonada sobre un chico solitario algo suicida.

 

Don’t Be Cruel

Con su ritmo oscilante, voces de fondo armonizadas y el famoso hipo de Presley, Don’t Be Cruel se convirtió en un hit tras su lanzamiento en el verano de 1956. El compositor Otis Blackwell y Presley le inyectaron la vitalidad que necesitaba para alcanzar la cima de los listados.

Jailhouse Rock

La presentación de Jailhouse Rock fue lo más destacado de la tercera película de Presley, estrenada el 21 de octubre de 1957, el mismo día en que la canción llegó a la cima de las listas Billboard, donde permaneció siete semanas. El carisma del Rey brilló en la grabación, y el riff de dos acordes de la canción fue quizás uno de los momentos imborrables del rock.

Viva Las Vegas

Se le consideró una de las mejores películas de Presley, si no la mejor. La canción dio el título a la película de 1964 protagonizada por Presley como Lucky Jackson junto a Ann-Margret como Rusty Martin. La frenética carga de percusión de la canción, aunado a la entrega convincente y apasionada de Presley son leyenda.