Tate Donovan: la ruptura que marcó su vida detrás de las cámaras

El conocido actor irlandés vivió un noviazgo con Jennifer Aniston, que terminó tanto en la vida real como en ficción.

Tate Donovan: la ruptura que marcó su vida detrás de las cámaras
Tate Donovan: la ruptura que marcó su vida detrás de las cámaras

Para los fans de la legendaria serie Friends será fácil recordar los episodios en los que Joshua, interpretado por Tate Donovan, sostiene un romance con Rachel Green, personaje interpretado por Jennifer Aniston.

El problema es que mientras delante de las cámaras rodaban con naturalidad escenas amorosas, detrás de ellas Donovan y Aniston habían roto su relación de pareja en la vida real, luego de dos años juntos.

Con respecto a esta etapa de su vida, Donovan ha confesado los malos momentos que pasó cuando en 1994 tuvo que rodar seis capítulos de la serie Friends. El actor interpretó en esos episodios al chico de quien Rachel Green se enamora locamente. Donovan asegura que fue complicado actuar, como si no se conocieran.

Así ambos grabaron su historia de amor como Rachel y Joshua. Los fanáticos seguramente recordarán como ella no paró hasta conseguir que salieran juntos para después terminar agobiándolo con sus planes de boda, solo por envidia ante el compromiso de su ex Ross con Emily.

Aunque muchos podrían pensar que su historia de amor comenzó a partir de interpretar juntos en la pequeña pantalla, lo cierto es que su relación comenzó antes y terminó justo cuando iban a trabajar juntos.

Para Aniston y Donovan fue realmente duro trabajar en esta situación, tal y como lo ha confirmado el actor. Estuvo feliz de formar parte del elenco, aunque confesó lo incómodo que fue para él actuar en las escenas donde se conocían y surgía el enamoramiento.

Era como un auténtico “trágame tierra”. Aunque este trago duró solo seis episodios, porque finalmente la relación de sus personajes tampoco funcionó en la pequeña pantalla.

Lo positivo según Donovan fue que todo el equipo se comportó genial. Fueron muy comprensivos todos con el tema de la ruptura.

Resulta extraño saber que ambos lo pasaron tan mal en esos momentos de sus vidas. Con lo divertida que fue la escena de Rachel vestida de animadora para impresionar a su adorado Joshua, o cuando rompió con él llevando un vestido de novia junto a Mónica y Phoebe. En fin, divertido en cámaras, no tanto detrás de ellas.