Remedios caseros para combatir las indeseables várices

Este problema afecta mucho más a las mujeres, pero los hombres no se quedan atrás.

Remedios caseros para combatir las indeseables várices
Remedios caseros para combatir las indeseables várices

Las várices son un problema bastante común que se caracteriza por venas anormalmente grandes cerca de la superficie de la piel, con mayor frecuencia en las pantorrillas y los muslos. Por lo general, aparecen cuando las venas desarrollan paredes debilitadas o válvulas que funcionan mal y que regulan el flujo sanguíneo.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, las várices afectan en mayor medida a las mujeres; sin embargo, los hombres no se escapan de esta afección que puede causar dolor, fatiga, inquietud y sensación de ardor, palpitaciones, hormigueo o pesadez en las piernas.

Las causas de su aparición se debe a la herencia, los entornos de trabajo donde se requiere mucha resistencia, la obesidad, las píldoras anticonceptivas, el estreñimiento y los cambios hormonales en el cuerpo durante el embarazo, la pubertad y la menopausia.

Los tratamientos médicos y quirúrgicos son bastante costosos. Por lo que recopilamos algunas alternativas de remedios caseros que pueden disminuir la severidad de las várices, así como sus incómodas consecuencias.

Vinagre de manzana: es un producto natural que funciona para la limpieza del cuerpo y mejora el flujo sanguíneo y la circulación. Cuando la sangre comienza a fluir naturalmente, la pesadez y la hinchazón de las venas disminuirán en gran medida.

Aceite de oliva: masajear la piel con este aceite puede ayudar a aumentar la circulación y reducir el dolor y la inflamación.

Ajo: es un producto excelente para reducir la inflamación y los síntomas de las várices. También ayuda a romper toxinas dañinas en los vasos sanguíneos y mejorar la circulación.

Semilla de castaño: se han utilizado durante siglos en el tratamiento de las várices, por su efecto antiinflamatorio que puede reducir la aparición de las molestas venas.

Perejil: es rico en vitamina C, un poderoso antioxidante y estimula la producción de colágeno. También ayuda en la reparación y reproducción de células. Esta planta desempeña un papel clave en el fortalecimiento de los capilares, y por lo tanto es útil para reducir los síntomas de las várices.