La obsesión de Khloé Kardashian por adelgazar: mirá cómo afectó su vida familiar y profesional

Durante mucho tiempo la socialité luchó con el sobrepeso y hasta escribió un libro.

La obsesión de Khloé Kardashian por adelgazar
La obsesión de Khloé Kardashian por adelgazar

La famosa estrella televisiva Khloé Kardashian reveló que desde que era una nena sufrió ataques de personas inescrupulosas por tener sobrepeso. Y esto no solo afectó su vida personal sino también su ámbito profesional.

Khloé contó en una entrevista para Harper’s Bazaar EE.UU. que, en varias ocasiones, algunos diseñadores que debían hacerse cargo de su aspecto físico, no eran amables con ella. Unos incluso llegaron a insultarla, diciéndole que no podían encontrar ropa de su talla por su exceso de peso.

Este tipo de comentarios le generaron una gran obsesión por adelgazar y por ello se sometió a una rigurosa rutina para bajar esos kilos demás. Khloé dijo en la entrevista: “Me gustaría decir que no me importa lo que la gente diga pero eso no es cierto”.

Asimismo, contó que llegó a dejar de ir a ciertos lugares por temor a lo que escribieran sobre ella al día siguiente. Esa era una carga muy pesada con la que tuvo que vivir durante mucho tiempo.

Khloé escribió un libro en el que quiso compartir su experiencia, llamado Strong Looks Better Naked, en el que cuenta todos sus secretos para estar en forma. Además de fotografías nunca vistas, la publicación tiene consejos para mejorar el estilo de vida así como historias personales sobre sus relaciones sentimentales y su lucha contra el sobrepeso. 

En la presentación del libro, dijo que esperaba convertirse en inspiración para que los lectores de todo el mundo puedan crear su propia fuerza y ser bellos por dentro y por fuera.

En la actualidad puede lucir una bella figura y trabaja mucho para mantenerla. Ahora, con su embarazo, no deja de lado sus hábitos de alimentación y ejercicios. Con respecto a esas personas que la molestaron en el pasado, afirma que varios de esos diseñadores ahora se le acercan insistentemente para vestirla para cualquier evento. Pero ella, como toda una digna mujer, se niega y los rechaza diplomáticamente.