Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Niño sufre bullying por coser ropa a muñecas y su historia se vuelve viral

Araceli, su hermana, contó el padecimiento de Fran y las redes se llenaron de mensajes de apoyo al pequeño de 8 años.

Niño sufre bullying por coser ropa a muñecas y su historia se vuelve viral
Niño sufre bullying por coser ropa a muñecas y su historia se vuelve viral

A través de un conmovedor hilo de Twitter se conoció la historia de Fran, un niño de 8 años de Badajoz, España, que ha sufrido bullying desde los seis por ser diferente. Su hermana Araceli compartió su dura experiencia y su relato se volvió viral.  

“Os presento a mi hermano pequeño de 8 años. A su corta edad, sabe muy bien lo que le gusta: la costura y el diseño”, comenzó diciendo la joven. Estudiante de periodismo, Araceli también mostró varias fotos de sus muñecas vestidas con conjuntos diseñados por su hermanito y confeccionados con telas sobrantes, felpas para limpiar anteojos e inclusive con globos.

“En mi familia desde siempre lo hemos apoyado, de hecho, este verano asistió a un curso de costura con una diseñadora extremeña”, detalló la joven, quien agregó que “por desgracia, vivimos en una sociedad que impone a los niños jugar con balones y a las niñas con muñecas. A Fran no le gusta jugar con balones, nunca le hemos obligado a ello. Para nosotros es más importante su felicidad”.

Araceli hasta mostró la prenda que su hermano había hecho para ella: una falda. También contó que su hermano no se animaba a contar en casa el acoso escolar que sufría . Tampoco sus maestros lo habían notado, aunque sí se comprometieron a averiguarlo.

“Vamos a vigilarlo, aunque no creemos que esté pasando eso”, le dijeron a la familia de Fran, que decidió llevarlo a una consulta con un psicólogo. Así fue como el niño pudo confesar que hasta algunas compañeras de colegio comenzaron a insultarlo, diciéndole  “eres una niña” y “maricón”.

Y fue solo después de mostrar su descargo a las autoridades escolares cuando llegaron las disculpas de la institución educativa, que solo después del pedido especial de su familia decidió prestar más atención al caso. “Debemos dejar a los niños que jueguen con lo que quieran, ¡los juguetes no tienen sexo!”, fue el reflexivo mensaje que Araceli quiso dejar como conclusión.

Su noble iniciativa cosechó muchísimo apoyo en las redes sociales, donde muchos internautas celebraron lo positivo de visibilizar casos como el de Fran y de tratar de cambiar aquellas cuestionen que siguen causando daño en la sociedad.

Fuente: 20minutos.es