Margot Robbie nunca imaginó llegar a Hollywood

La australiana ve de reojo a la fama, pues a veces siente un poco agobiante que miles de personas la conozcan y opinen sobre ella.

Margot Robbie nunca imaginó llegar a Hollywood
Margot Robbie nunca imaginó llegar a Hollywood

Margot Robbie nunca se imaginó ser actriz y de pequeña soñaba con ser maga, ya que sabía unos trucos bastante buenos. Además, en su inocencia, no sabía que actuar era un trabajo, ni mucho menos que una chica proveniente de Australia podría lograr llegar a Hollywood.

“Creía que solo lo lograban los que habían nacido en Hollywood”, dijo Margot durante una entrevista con Vanity Fair, quien además contó que en su infancia organizaba funciones en su casa, donde se aprendía videos de memoria.

También asistió a clases de teatro y participaba en cada una de las obras. Hoy en día Robbie no solo se desempeña como actriz, sino que también tiene historial como modelo y productora.

A sus 16 años participó en un proyecto estudiantil, que consistía en algunas semanas de rodaje. Eso le bastó a Robbie para mudarse a Melbourne, Australia, y comenzar su vida en la actuación.

Para ese momento, las audiciones para la serie Vecinos estaban iniciando y el agente de la australiana le propuso presentarse. Robbie no tardó en buscar el nombre de los organizadores y llamó todos los días hasta que logró hablar con Jan Russ, una de las productoras.

“Al entrar, ella me preguntó: ‘¿Cuántos años tenés?’. ‘Diecisiete’. Y añadió: ‘Ahora mismo buscamos a una actriz para que haga una chica de esa edad...”, recordó la actriz.

Con esta serie la australiana se volvió conocida en su país; sin embargo, iba en busca de más. Cuando le tocó renovar su papel para la siguiente temporada de Vecinos, la actriz decidió mudarse a Los Ángeles para acudir a las audiciones de la película Los Ángeles de Charlie.

Aunque no fue seleccionada, Robbie no se detuvo y poco a poco fue perfeccionando su acento al estilo norteamericano.

Tiempo más tarde, se presentó en las audiciones de la película El lobo de Wall Street, en el papel de Naomi la duquesa de Bay Ridge, y afortunadamente fue seleccionada.

Aunque Robbie ya había participado en otras películas, como Focus, I, Tonya, La leyenda de Tarzán, entre otras, fue El lobo de Wall Street la que le dio mayor reconocimiento.

En tanto, la australiana ve de reojo a la fama, pues a veces siente un poco agobiante que miles de personas la conozcan y opinen sobre ella. 

Al respecto, la actriz recordó a su hermano mayor, quien es doble de películas de acción, disfruta lo que hace y tiene la ventaja de no ser reconocido.