Madonna no le teme a los desnudos

Desde los 18 años la diva del pop ha posado sin ropa, pese a los comentarios que ello ha generado.

Madonna no le teme a los desnudos
Madonna no le teme a los desnudos

La reina del pop sabe cómo llamar la atención del mundo entero. No solo a través de sus éxitos profesionales o con sus diferencias con la iglesia católica, sino que ha encontrado otra forma más controversial y es a través de las escenas eróticas en sus videos y de sus desnudos.

Aunque en 2017 la artista mostró una foto desabriga, muchos antes ya el público había visto Madonna al natural. Y es que cuando la  cantante, compositora, actriz y empresaria estadounidense tenía apenas 18 años posó desnuda para el fotógrafo Cecil I. Taylor, a quien la diva conoció en su estado natal, Michigan. Esas graficas íntimas, un total de 108, fueron subastadas en el Gotta Have Rock and Roll, en 2017.

En junio de 2012, Madonna volvió a ser centro de críticas cuando en un show en Estambul, Turquía, dejó al descubierto su pezón ante 55.000 personas, luego de mover su sostén adrede. Para el momento la cantante estadounidense interpretaba la canción Human nature (Naturaleza humana).

Un después, la rebelde Madonna repitió la escena en una presentación en Roma, ante 42.000 fans. Además de mostrar su pezón izquierdo, la cantante se volteó, quedando de espaldas al público, y se bajó al pantalón para mostrar su trasero, cubierto con un diminuto calzón. La misma actuación la hizo en París, en el marco de su gira MDNA.

En mayo de 2017, Madonna con 58 años volvió a sorprender al mundo y sobre todo a sus seguidores en la red social Instagram. La cantante subió una foto donde se observa su cuerpo desnudo, específicamente su torso, y se percibe un lunar  que tiene en la parte inferior de su seno derecho.

La estrella causó revuelo entre sus seguidores, quienes de inmediato respondieron a sus post haciendo alarde de las buenas curvas que tiene la erótica actriz a pesar de su edad.

Las organizaciones conservadoras han rechazado estas acciones de la cantante y sobre todo que se muestre desnuda frente a un público integrado por personas de todas las edades. En Estambul, por ejemplo, parte del público se mostró contrariado, sobre todo los musulmanes.