Linda Hamilton soñaba con ser una famosa arqueóloga

La actriz realizó estudios en el reconocido instituto de teatro Lee Strasberg, cuyos conocimientos le permitieron lograr un lugar en Hollywood.

Linda Hamilton soñaba con ser una famosa arqueóloga
Linda Hamilton soñaba con ser una famosa arqueóloga

Desde muy pequeña Linda Carroll Hamilton soñaba con ser una reconocida arqueóloga, pero terminó convirtiéndose en una de las figuras más famosas del mundo artístico y de la pantalla grande.

Nació el 26 de septiembre de 1956, en la ciudad de Salisbury en Maryland, Estados Unidos. También se convirtió en la madre de Dalton y Josephine.

Con el transcurso del tiempo, Hamilton supo que su fuerte era la interpretación, lo que le agradaba y le hacía sentirse bien. Por tal motivo, la mujer se dedicó a trabajar con niños en un grupo de teatro en su natal y querida ciudad.

Luego de algunos años, estudió interpretación en el Washington College en Chestertown (Maryland).

Más tarde, Hamilton se aventuró a la ciudad de Nueva York. Ahí, realizó estudios en el reconocido Instituto de teatro Lee Strasberg, cuyos conocimientos le permitieron lograr un lugar en Hollywood.

Papeles de poca importancia para la televisión fueron los primeros pasos de Linda Hamilton en el mundo audiovisual. Su estrellato lo logró con la película The Terminator, donde interpretó a una mujer que debía salir de un androide que era protagonizado por Arnold Schwarzenegger, quien tenía la misión de evitar el nacimiento de su hijo John Connor por ser el futuro líder de la resistencia humana.

A diferencia de las predicciones sobre el poco triunfo de The Terminator, la película fue un éxito en taquilla, mientras que el papel de Hamilton fue muy notorio; tanto así que después de seis años realizó una segunda interpretación de este personaje, pero con un evidente cambio, por lo que la llamaron la heroína favorita de Hollywood.

La película The Terminator fue dirigida y escrita por el cineasta James Cameron. La misma fue protagonizada por los reconocidos actores de Hollywood Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton y Michael Biehn.

La cinta no se hizo merecedora de ninguna estatuilla de oro, pero pudo ganar diversos premios cinematográficos durante el año de 1985. También recibió diferentes galardones en varios festivales de cine americano.