Jennifer López también triunfa en la pantalla grande

La Diva del Bronx acumula más de 20 películas en toda su carrera.

Jennifer López también triunfa en la pantalla grande
Jennifer López también triunfa en la pantalla grande

La trayectoria cinematográfica de Jennifer López despegó en la segunda mitad de los 90, luego de protagonizar la película Selena en 1997. Ese mismo año, hizo Anaconda y Giro Al Infierno. Y al siguiendo año, filmó Un Romance Muy Peligroso.

De ahí en adelante, su presencia en la pantalla grande ha sido constante: La Celda (2000), Planes de boda (2001), Mirada de ángel (2001), Nunca más (2002), Sucedió en Manhattan (2002), Una relación peligrosa (2003) y Una chica de jersey (2004).

En 2004, también participó en Shall We Dance (¿Bailamos?) compartiendo créditos con Richard Gere. Un año más tarde estuvo en la divertida comedia La Madre Del Novio, en la que se enfrentaba a Jane Fonda, una suegra muy especial.

Una vida por delante fue la cinta que estrenó en el año 2005 de Lasse Hallstrom. Y en 2016 cautivó al público con su interpretación como la esposa del cantante Héctor Lavoe, enEl Cantante, junto a su entonces esposo Marc Anthony.

Luego hizo la Ciudad Del Silencio (2007), un drama sobre mujeres asesinadas y desaparecidas en México. En 2010, volvió a la comedia, con El Plan B, en la que trabajó junto a Alex O’Loughlin.

Qué esperar cuando estás esperando (2012) de Kirk Jones llegó al cine en 2012 y Parker en 2013. Esta última de Taylor Kackford, en la cual hacía pareja con Jason Statham.

En el año 2015, tuvo dos películas en cartelera: Obsesión de Rob Cohen, en la que se sentía acosada por Ryan Guzman, y Ángel de venganza de Charles Stone III.

Además de trabajar con tan aclamados directores, la Diva del Bronx también prestó su voz para personajes en películas animadas: Antz (1998), Ice age 4 (2012), Home: hogar dulce hogar (2015) y Ice age: el gran cataclismo (2016).

Para este 2018, tiene previsto participar en dos películas: Mothers i’d like to (sin dirección confirmada) y Second act de Peter Segal.