Hollywood: 12 inolvidables transformaciones de maquillaje vistas en películas

Varios actores y actrices debieron pasar largas horas en el departamento de maquillaje y vestuario, pero la recompensa fue gigantesca.

Hollywood: 12 inolvidables transformaciones de maquillaje vistas en películas
Hollywood: 12 inolvidables transformaciones de maquillaje vistas en películas

Las películas de fantasía y ciencia ficción se valen -en gran medida- del talento de los maquilladores y vestuaristas con los que trabajen. Ellos se encargan de exaltar las habilidades propias de los actores y actrices, dependiendo del rol que tengan en pantalla.

Hollywood ha hecho posible crear incontables mundos ficticios, seres asombrosos o escalofriantes, y convertirlos en parte de la rica cultura global. Han inspirado grandiosas obras, y hasta despertado un inexplicable miedo a lo desconocido.

Algunos de estos artistas estuvieron en la silla de maquillaje durante un máximo de nueve horas, pero todo su esfuerzo y dedicación valió la pena. Les mostraremos doce maquillajes que dieron la pelea para ser los mejores del cine moderno.

Emma Thompson/Nanny McPhee

La británica se transformó en la nana más querida para su filme de 2005. Emma tuvo que someterse a una larga sesión de maquillaje todos los días de filmación, donde le colocaban prótesis faciales y dentadura postiza.

Se necesitó ingenio para convertirla en una mujer despeinada y con verrugas. Pero, más allá de lo externo, su talento y pasión hicieron de McPhee una leyenda.

Brad Pitt/El curioso caso de Benjamin Button

Fue una de las transformaciones cinematográficas más grandes y duras. El guapo Brad Pitt se convirtió en el hombre que rejuvenecía conforme pasaban los años. Una membrana delgada se colocó en su frente y se mezcló con su piel para hacer arrugas más profundas.

Al principio, había una enorme necesidad de hacerlo parecer viejo y arrugado, pero hacia el final de la película necesitaron un look más de adolescente.

Gwyneth Paltrow/Shallow Hal

La actriz llevó un traje grueso y prótesis facial para transformarse en Rosemary. Paltrow permanecía cuatro horas en maquillaje, cada que debía aparecer como realmente era, y no como su chico Hal creía.

Robin Williams/Mrs. Doubtfire

El desaparecido comediante interpretó el papel de la adorable Mrs. Doubtfire. Williams pasó cuatro horas y media todos los días de grabación para transformarse en aquella simpática anciana que todos quisimos tener en nuestros hogares.

La apariencia se completó con un collar de perlas, lentes de gran tamaño, peluca conservadora y un delicado acento inglés.

Jim Carrey/El Grinch que robó la Navidad

Carrey dio vida al personaje de Doctor Seuss con tal vigor, que prácticamente desapareció de la pantalla. Tuvo que soportar entre tres y cuatro horas al día para ponerse las prótesis y el maquillaje, sin mencionar los lentes de contacto amarillos.

Estuvo dedicado a su labor y supo controlarse, porque el traje y las lentillas lo hirieron mucho, según dijo a ET.

Eddie Murphy/The Nutty Proffesor

Además de interpretar a su propio personaje, también desempeñó el papel de varios miembros de una familia ficticia. Utilizó la ayuda del artista de maquillaje Rick Baker. El comediante pasó la mayoría de las horas en el set, arreglando su cabello y atuendos.

Ron Pearlman/Hell Boy

El personaje de Pearlman era un demonio reformado de piel roja a quien le cortaron los cuernos. Vale decir que la única parte del actor que no estaba cubierta con pintura roja eran sus ojos.

Ralph Fiennes/Harry Potter

Fiennes sufrió horas en la silla de maquillaje para transformarse en Voldemort. El uso de prótesis fue necesario para que sus ojos se vieran profundos y su nariz inexistente. Además del maquillaje, Fiennes tenía dientes falsos. Eso hizo que le fuera imposible comer entre tomas.

Eric Stoltz/Máscara

Rocky Dennis era un niño con un cráneo anormalmente grande. El actor interpretó el papel a la perfección. Las características protésicas del rostro de Stoltz, se hicieron casi en la misma medida que el hombre real que vivió con esa rara condición.

No hace falta decir que Eric enfrentó largas horas en la silla de maquillaje para ese personaje.

Robert Englund/Pesadilla en la calle Elm

El artista David B. Miller realizó una investigación exhaustiva sobre las lesiones reales de personas que fueron quemadas vivas, para que el maquillaje fuese lo más auténtico posible.

Englund se sentó durante horas para que pusieran su magia en él. Fue una combinación de prótesis, maquillaje y dentaduras postizas.

Johnny Depp/Edward Scissorhands

El artista Stan Winston dio vida al look del guapo y sensible Edward. Depp pasó más de dos horas al día poniéndose las manos protésicas, la peluca en su lugar y su maquillaje blanco, que hizo que sus cicatrices fuesen notorias.

Doug Jones/El laberinto del fauno

Doug Jones fue uno de los colaboradores de Guillermo Del Toro y jugó el papel del fauno y el hombre pálido. Esperaba más de cinco horas al día para transformarse en su personaje. 

El departamento de vestuario y maquillaje hizo un trabajo excelente con las prótesis, el maquillaje, el vestuario y los efectos. No se necesitó tanta edición posterior luego de verlo en escena.