Google, Facebook, Microsoft y Twitter se asocian para un ambicioso proyecto

 Las compañías se juntan para crear Data Transfer Project.

Google, Facebook, Microsoft y Twitter se asocian para un ambicioso proyecto
Google, Facebook, Microsoft y Twitter se asocian para un ambicioso proyecto

El pasado 20 de julio de 2018 las compañías de Google, Facebook, Microsoft, y Twitter se unieron para anunciar la nueva iniciativa de estándares llamada Data Transfer Project, la cual se plantea estar diseñada como una nueva manera de mover datos entre estas diversas plataformas.

La noticia surge a partir de una publicación de blog en la que Google describió el proyecto como algo que permitirá a los usuarios la transferencia de datos directamente de un servicio a otro, sin la necesidad de tener que descargarlo para volver a subirlo.

Por su parte, Microsoft en su blog hizo un llamado a que las compañías se suscriban al esfuerzo y agregó que la “portabilidad e interoperabilidad son fundamentales para la innovación y competencia en la nube”.

Actualmente la versión que se tiene del sistema admite la transferencia de datos para fotos, correo, contactos, calendarios e incluso tareas, tomadas desde las API que se encuentran disponibles de Google, Microsoft, Twitter, Flickr, Instagram, SmugMug y Remember the Milk.

A pesar de que muchas de esas transferencias ya podrían lograrse a través de otros medos, las compañías participantes esperan que el proyecto se convierta en una alternativa más robusta y flexible a las API convencionales.

La mayor parte de la codificación hasta los momentos ha sido realizada por parte de Google y Microsoft, quienes durante mucho tiempo han estado tanteando la idea de un sistema de transferencia de datos más robusto.

Como lo mencionó Greg Fair, Gerente de Producto de Google Takeout, la idea surgió a partir de una frustración que se tuvo con las opciones disponibles para administrar los datos después de su descarga.

El código presente para el proyecto se encuentra disponible en código abierto en GitHub, junto con un libro blanco que describe su alcance. Una gran parte de la base de su código consiste en “adaptadores” que permiten la traducción de esas API propietarias en una transferencia interoperable, lo que hará que los datos de Instagram  sean viables para Flickr y viceversa, por ejemplo.

Cabe destacar que entre esos adaptadores los ingenieros también han construido un sistema para encriptar los datos en tránsito, lo cual permitiría emitir claves secretas para cada transacción.

En particular, el sistema se centra en las transferencias únicas en vez de la  interoperabilidad continua habilitada por muchas API.