Este hombre visitó ocho países sin pagar hotel gracias a Tinder

El astuto chico utilizó la herramienta de citas para agendar su estadía en los lugares que pretendía visitar.

Este hombre visitó ocho países sin pagar hotel gracias a Tinder
Este hombre visitó ocho países sin pagar hotel gracias a Tinder

Un joven belga logró la hazaña de visitar al menos 20 ciudades europeas sin pagar un euro en alojamientos de hotel, y todo gracias a su habilidad para conseguir citas a través de la aplicación llamada Tinder, con las que garantizó su hospedaje.

Anthony Botta es el nombre del personaje, quien decidió celebrar su graduación de la universidad con un viaje inolvidable; sin embargo, sus ahorros no le permitirían conocer las zonas que pretendía visitar, por lo que se le ocurrió un curioso método con el que cumplió sus objetivos.

El joven descargó Tinder, una aplicación para teléfonos móviles que tiene como principal función concertar citas, y a través de esta herramienta contactó a mujeres de las diferentes ciudades que quería visitar. Tras aceptar su solicitud, Botta se encargó de explicar sus intenciones y solicitaba el hospedaje a través de un video, informó el medio británico The Independent.

Un grupo de mujeres aceptó sus peticiones y de esta forma Botta consolidó el proyecto al que llamó “Tinder surfing”, y que lo llevó a visitar un total de ocho países entre los que están: Bélgica, Austria, Holanda, Alemania, República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría.

En total compartió con 21 mujeres, quienes le ofrecieron distintos hospedajes que iban desde un día hasta algunas semanas. El belga aseguró que en su viaje tuvo muchas comodidades y en otras cosas no tantas; sin embargo, afirmó que disfrutó al máximo los dos meses de su aventura.

"No soy realmente puntilloso, porque al fin y cabo todo lo que estoy buscando es un lugar para hospedarme", indicó. 

Durante su travesía, Botta se encargó de registrar cada uno de los momentos y los fue publicando en video y fotos en su cuenta de Instagram, donde sus seguidores podían seguirle la pista a través de un hashtag que el mismo creó.