Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Dscubrí cuáles son las mejores canciones de Miley Cyrus

La carrera de la excéntrica rubia luce por algunas de sus más animadas canciones pop.

Echá un vistazo a las mejores canciones de Miley Cyrus
Echá un vistazo a las mejores canciones de Miley Cyrus

La insistente reconciliación y rompimiento con su amor de casi una década, Liam Hemsworth, mantiene a la actriz y cantante Miley Cyrus en boga… lo quiera o no. Pero más allá de sus conflictos románticos, destaca su trabajo en la música que conforme pasa el tiempo se ha hecho poderoso, profundo y muy adulto.

Mirá a continuación un breve listado de las mejores producciones discográficas de la hija de Billy Cyrus, que no podés perder. Y si acaso no conocés alguna de sus canciones, le invitamos a escucharlas y disfrutarlas desde ya. Le aseguramos que no tienen desperdicio.

7 Things

Es una canción que habla sobre una fuerte ruptura. Plantea dos opciones posibles: Derrumbarse por una pérdida o superar el evento de la mejor manera, siendo ésta la decisión más inteligente.

Adore You

Otra canción de ruptura, pero mucho más emocional, profunda y épica por momentos. También ostenta el mejor registro de Miley.

Malibu

Es un tributo al amor de Cyrus por Liam. Para algunos fue un poco empalagosa, pero genuina. De ahí que se convirtiera en una de las favoritas de su último álbum.

We Can’t Stop

Hace cuatro años fue todo un himno en las fiestas, y supuso el fin de la imagen tierna y delicada de Cyrus ante el público. El video subido de tono, con connotación sexual, lo convirtió en uno de los más vistos y criticados de la plataforma YouTube.

Wrecking Ball

Al salir el tema/video se transformó rápido en uno de los más comentados, en especial por tratarse del primer desnudo de la ex integrante de Disney, que despertó la curiosidad y morbo de sus fans. Su melodía, letra vulnerable y estilo hizo de ese trabajo uno de los más emblemáticos de Miley.

Party in the USA

Fue el mejor disco de la rubia porque su objetivo fue unir a la gente con notas que representaban un sentimiento particular. Hasta este momento es uno de esos hits pegadizos del pop moderno, que siguen colocando en las pistas de baile.