David Schwimmer: su participación en la serie Feed the Beast

En un intento por retomar popularidad, el actor neoyorquino decidió tomar un rol protagónico en una importante serie sin obtener los resultados esperados.

David Schwimmer: su participación en la serie Feed the Beast
David Schwimmer: su participación en la serie Feed the Beast

La serie Friends marcó a toda una generación. Durante 10 años los seis amigos que protagonizaban esta producción hicieron reír con sus peripecias a gran cantidad de personas.

La serie no solo consiguió un éxito rotundo, sino también encumbrar a sus actores con pilares para Hollywood y sus diferentes productoras. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de los actores han pasado sin pena ni gloria por diferentes proyectos luego de terminar la serie.

Un ejemplo de ello ha sido David Schwimmer, quien personificaba al inolvidable Ross Geller, considerado uno de los mejores personajes de la legendaria serie. Después de concluir su exitosa participación en los estudios de la NBC, David pasó a producciones de menor envergadura, incluyendo obras teatrales.

Luego de su paso por el teatro trabajó como director, debutando con la película Run Fatboy. Ninguno de estos trabajos le devolvió la popularidad que ganó en los años 90 con Friends.

En un intento por recobrar la relevancia como protagonista de series importantes, David Schwimmer en 2016 actuó como protagonista en la serie Feed the Beast de AMC, la cual era una adaptación de la serie danesa Bankerot.

Feed the Beast contaba con gran expectativa por tener al actor estadunidense en un rol protagónico, pero desdichadamente no logró convencer a la audiencia.

En la serie, Schwimmer interpretaba a Tommy Moran, un padre soltero que trataba de abrir un restaurante en la ciudad de New York junto a su mejor amigo Dion Patras, interpretado por Jim Sturges.

Uno de ellos actuaba como talentoso chef, pero tenía problemas con la policía y estaba vinculado a la mafia, el otro como un sommelier viudo que debía lidiar con las complicaciones de criar solo a un hijo adolescente.

AMC decidió cancelar la serie pese a las buenas críticas recibidas en su momento. Solo anunciaron mediante un comunicado que desafortunadamente la serie no logró los resultados esperados para seguir adelante con la segunda temporada.