David Bowie, ¿no se sentía orgulloso con su tono de voz?

El rockero no se imaginaba vivir sin escribir, producir ni cantar. 

David Bowie ¿no se sentía orgulloso con su tono de voz?
David Bowie ¿no se sentía orgulloso con su tono de voz?

El artista David Robert Jones, ampliamente conocido como David Bowie, murió a los 69 años de edad. Bowie, quien era compositor y músico británico, además era productor discográfico y arreglista.

Este hecho captó la atención de la prensa, y algunos canales televisivos de Estados Unidos dedicaron promoción especial para rememorar la vida artística de Bowie.

En una de sus entrevistas, el británico reveló que nunca estuvo orgulloso con su tono de voz, al tiempo que admitió querer dedicarse a escribir canciones y hacer música, ya que consideraba que era lo mejor que podía hacer e incluso hasta sus propios temas.

El rockero reveló que a finales de los años 60 fue cuando por primera vez pisó un estudio de grabación para hacer un demo. Estaba acompañado de un amigo en la ciudad de Londres.

El cantante comentó que eso pasó antes de que las emisoras de radio comenzaran a transmitir 24 horas. Asimismo, refirió en la entrevista que en esa oportunidad grabar un disco era un misterio especial y mágico, de allí que consideró que entrar a un estudio de grabación era como ir a un mundo superior.

Para Bowie los temas musicales nacen por la inspiración que en muchos casos brindan los lugares donde te encuentrasal referir que Low y Heroes fueron producto de su paso por Berlín y la atmósfera que sintió allí.

Muchas personas aún asocian a Bowie con Ziggy Stardust, su alter ego más famoso, un rockero glam del espacio exterior.

El artista dejó claro que sus habilidades iban más allá de un disco. En oportunidades su acercamiento a la música lo hizo a través de la búsqueda de Dios, ya que hacía un esfuerzo por recuperar lo innombrable, sobretodo eso que lo hacía convertirse en un compositor y escritor de música, de buscar notas y piezas musicales que no existiesen en el mercado.

Bowie nunca imaginó vivir sin escribir, producir ni cantar. Para él, era algo vital aunque pudiera sonar cursi para algunos espectadores.