El creador de Netflix fue elegido como una de las personas más influyentes del mundo

Reed Hastings fue seleccionado por la revista Time en el año 2013.

 

 El creador de Netflix fue elegido como una de las personas más influyentes del mundo
El creador de Netflix fue elegido como una de las personas más influyentes del mundo

La revista Time se presenta semanalmente desde 1923 y se distribuye en distintos países del mundo.

Una de las publicaciones más esperadas de este medio son las personalidades del año, las cuales son elegidas por la revista anualmente de acuerdo a la influencia que tengan las personas en distintas áreas (política, cultura, tecnología, entre otras).

Muchas veces no solo se eligen personas. En el año 1982, con el título Máquina del año, fue seleccionada la computadora personal, por su innovación y la cantidad de noticias que generó en ese momento.

Asimismo, Time da paso a la interacción con el público. Desde hace algún tiempo, se puede votar online para elegir al personaje de preferencia, aunque esto no asegura que la revista vaya a considerar dichos resultados en su publicación.

En el año 2013 la revista Time contempló entre sus seleccionados a Reed Hastings, fundador de la plataforma por streaming Netflix.

Considerando que la plataforma se encuentra en la mayoría de los países, que solo para disfrutar del servicio se necesitan 8 dólares y que puedes utilizarla tanto en tu dispositivo móvil como en tu televisor o en tu tabla, la elección fue muy acertada.

Hastings compartió reconocimiento con Bashar Al-Ásad, quien pasó a ser presidente de Siria tras la muerte de su padre, quien gobernó el país por aproximadamente 29 años.

Otra de las personalidades seleccionadas fue el periodista Edward Snowden, quien en junio del año 2013 reveló documentos secretos de como la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, lugar donde trabajaba, espiaba las comunicaciones de las personas. El departamento de dicho país calificó el suceso como un asunto criminal.

Aunque Snowden tuvo que huir a Rusia, ya que sabía las consecuencias que traería la filtración de documentos, expresó que el hecho fue “aterrador pero liberador”.

En el ámbito musical, Miley Cyrus fue la seleccionada debido a su revelación ese año con nuevo look, nuevas canciones y nuevas actitudes –un poco pasadas de tonos- en busca de su identidad.

Entre tanto, el papa Francisco se llevó la portada ese año. Solo unos meses como soberano del Vaticano le bastaron para ser seleccionado en la caratula de la prestigiosa revista.