Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Conocé los usos "milagrosos" del bicarbonato de sodio y potenciá tu belleza

Si deseas mantenerte bella y radiante debes convertir este producto en tu aliado.

Conocé los usos "milagrosos" del bicarbonato de sodio y potenciá tu belleza
Conocé los usos "milagrosos" del bicarbonato de sodio y potenciá tu belleza

Si pensás que para mantenerte hermosa necesitás invertir grandes sumas de dinero te equivocás, pues sin salir de casa podrás encontrar importantes aliados ya sea para el cabello, la piel y hasta los dientes.

Este es el caso del bicarbonato de sodio, que es bastante económico y fácil de conseguir en cualquier tienda. Una de las grandes ventajas de este producto son sus múltples usos.  Acá te diremos cuáles:

Como exfoliante

Es importante eliminar las células muertas que hay en la piel, así como otras suciedades que se acumulan en ella. Así que solo debes tomar tres cucharadas de bicarbonato de sodio y mezclarlo con un poco de agua, mezclás y aplicás en la parte de tu cuerpo que querés exfoliar y dar suaves masajes. Luego de cumplido ese proceso se retira la mezcla con agua tibia y se coloca una crema humectante si se desea.

Limpieza del cabello

Si querés un cabello limpio y fresco solo debes aplicar una cucharada de bicarbonato de sodio en tu champú y usarlo de manera habitual. Eso sí, debes masajearlo y dejarlo actuar durante por lo menos 10 minutos.

Rodillas y codos

Estas zonas se caracterizan por ser ásperas y resecas, así que si querés que luzcan más prolijas debes incorporar bicarbonato de sodio a tu crema hidratante y aplicar en rodillas y codos. En algunas semanas notarás la diferencia.

Manos de seda y uñas sanas

Para tener unas manos envidiables debes usar el bicarbonato de sodio con agua. Aplicá esa mezcla en las manos y uñas y notarás que se verán más suaves, sin células muertas y sin suciedad.

Como desodorante

Como neutralizador de malos olores el bicarbonato también es un excelente aliado. Podés usarlo ya sea aplicándolo directamente en la bañera a la hora del baño, o en la axila luego de mezclarlo con agua.