Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Conocé un poco más sobre los hijos de Ozzy Osbourne

 La primogénita Aimee siempre se negó a participar en la vida pública de su familia, pero no se ha podido resistir al llamado de su sangre de artista.

Conocé un poco más sobre los hijos de Ozzy Osbourne
Conocé un poco más sobre los hijos de Ozzy Osbourne

Ozzy Osbourne ha acumulado muchos logros a lo largo de su vida, y entre ellos destaca el nacimiento de sus tres hijos. Algunos se han introducido en el mundo del espectáculo y otros han preferido tener una vida normal detrás del escenario o las cámaras.

Los más conocidos retoños del cantante son Kelly y Jack Osbourne, quienes salieron a la luz gracias a su reality show en MTV.  A continuación, se presenta un poco de la vida de los hijos de Ozzy Osbourne:

Aimee Osbourne: es la primera hija nacida del matrimonio entre el "Príncipe de las Tinieblas" y Sharon Osbourne. Es conocida como “la oculta” hija del cantante, ya que no mucha gente sabe de su existencia. Nunca fue vista en el show de televisión que estelarizaron sus padres y sus hermanos, porque pensaba que no estaba bien exponer de esa manera las intimidades sobre sus vidas, y menos recrear situaciones para el entretenimiento de la gente.

En el año 2015, bajo el nombre artístico “ARO” se lanzó al mundo de la música a sus 31 años de edad. Ha sido catalogada como la más bonita descendencia de Ozzy y Sharon Osbourne.

Kelly Osbourne: a pesar de ser una adolescente rebelde en la serie de televisión y que tuvo que ser internada por drogas en su juventud, la hija del medio del cantante ha tenido una gran mejora. Actualmente es un ícono de la moda y participó como una de las elegantes críticas en el programa de la difunta Joan Rivers, Fashion Police.

Jack Osbourne: es el menor de los hijos de Ozzy Osbourne. Al igual que su hermana mayor, era bastante rebelde y hacía lo que quería. A sus 26 años de edad, fue diagnosticado con la enfermedad degenerativa esclerosis múltiple temprana. Por ello, se encuentra en tratamiento y ha dejado atrás los días de locura y desenfreno para comenzar a cuidarse.