Los cambios de Kim Kardashian con el paso del tiempo - Ciudad Magazine

Los cambios de Kim Kardashian con el paso del tiempo

Hay tantas fotos de la actual esposa del rapero, Kanye West, que si se compararan con las del 2007, sería difícil concluir en que se trata de la misma persona.

Los cambios de Kim Kardashian con el paso del tiempo

Kim Kardashian, famosa socialité estadounidense y miembro de uno de los clanes más conocidos en todo el mundo, sigue despertando curiosidad sobre su vida, a la que no duda exponer a través de las cámaras de su reality show Keeping Up With The Kardashians.

El boom de esta celebridad, ahora catalogada como empresaria y modelo de sus propios productos de belleza, surgió por un tristemente célebre video para adultos en el año 2007, que en un giro inesperado le facilitó obtener su propio programa de televisión junto a su excéntrica familia, que ya tiene diez años al aire.

Su imagen física ha evolucionado, y los rumores de haber pasado por cirugías plásticas, tratamientos con botox, relleno de sus labios y otros procedimientos médicos, no se hicieron esperar.

De hecho, la misma socialité hispano-filipina, Isabel Preysler, dijo una vez estas sabias palabras: “No hay mujer de mi edad que esté bien y no se haya retocado algo”, validando así que la “perfección” del rostro y cuerpo de Kim no sea por milagros de la madre naturaleza.

Hay tantas fotos de la actual esposa del rapero, Kanye West, que si se compararan con las del 2007, sería difícil concluir en que se trata de la misma persona. Sus rasgos faciales cambiaron. Lo más notorio fue su nariz, que antes ostentaba esa clara fisonomía armenia. Ahora es más fina y “adecuada” a su estructura. 

La forma de sus ojos también se “renovó” y no precisamente por obra del maquillaje. Pero su cuerpo, por el que es conocida como una sex simbol, llama la atención, en especial su voluminoso trasero, que muchos dicen es producto de los constantes tratamientos quirúrgicos, al punto en que no se ve “real”.

A finales del 2017 se manejó, según información de la prensa norteamericana, que Kardashian estaba pensando en pasar al menos siete veces por pabellón, para hacerse una serie de modificaciones con las cuales pueda lucir más “natural”, haciendo énfasis en su cola. 

La pregunta sería ¿Podrá ser capaz de alterar aún más su apariencia? Y de ser así, ¿Le traerá consecuencias negativas a su vida privada y profesional?. Al momento, ninguno de sus representantes ha afirmado o negado esta situación.

TE PUEDE INTERESAR