Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Bélgica permite un “compañero de mimos” para sobrellevar el segundo confinamiento

La medida pretende combatir la soledad y preservar la salud mental de los ciudadanos durante la nueva cuarentena.

Bélgica permite un “compañero de mimos” para sobrellevar el segundo confinamiento
Bélgica permite un “compañero de mimos” para sobrellevar el segundo confinamiento

Se llama "Knuffelcontact" y literalmente significa “compañero de mimos”. Una medida instituida por el gobierno de Bélgica de cara al nuevo confinamiento tras la segunda ola de coronavirus que afecta a Europa.

Este segundo período de encierro comenzó allí el 2 de noviembre y se prolongará hasta el 13 de diciembre. “Queremos un confinamiento, no aislamiento”, dijo el primer ministro Alexander De Croo.

Así es como la propuesta del “compañero de mimos” está pensada justo para eso: cada persona confinada podrá designar a un “compañero de mimos” y podrá recibir su visita en el domicilio. Eso sí, si en la misma vivienda habitan varias personas solo se podrá recibir la visita de un “compañero de mimos” a la vez.

Las personas que vivan solas, sin embargo,  podrán tener dos “knuffelcontact”, pero solo podrá recibir la visita de uno a la vez.

“Nuestro país se encuentra en un estado de emergencia. La capacidad de muchos hospitales ya se ha visto superada. Todavía no vemos un cambio en los números. Solo hay una respuesta, una opción, y esa es proteger nuestro sistema de salud. La única forma de lograr esto es evitar cualquier tipo de contacto físico en la medida que sea posible”, dijo a principios de mes el primer ministro belga.

La medida recuerda a la que adoptó en verano Países Bajos a modo de recomendación, donde se creó la figura del “seksbuddy” o “compañero de casa” con la finalidad de que las personas confinadas tuvieran relaciones sexuales siempre con la misma persona.

Desde el inicio de la pandemia, Bélgica ha alcanzado 500.000 casos y más de 13.000 muertes por coronavirus. Según las autoridades sanitarias, la segunda ola de hospitalizaciones ya ha alcanzado el pico.