Anna Faris y su romance con Michael Barret

 Una de las separaciones que más tomó por sorpresa al público fue la de Chris Pratt y la actriz de Mom, quien actualmente disfruta de un nuevo amor.

Anna Faris y su romance con Michael Barret
Anna Faris y su romance con Michael Barret

Apenas un mes después de que Anna Faris y Chris Pratt anunciaran su separación, se empezó a especular sobre un nuevo amor en la vida de la actriz.

Se trata del director de cámara Michael Barret, a quien Anna conoció en el rodaje de la película “Overboard”, donde él trabajó como camarógrafo y ella en el papel protagónico. A partir de esa época se han visto juntos frecuentemente en Los Ángeles.

Anna ha estado saliendo con Michael desde septiembre de 2017, y se han dejado ver como pareja en visitas a restaurantes y otros sitios públicos. Cenaron en el restaurant Modo Mio en Pacific Palisades, California, así como también fueron vistos en la feria de Los Ángeles en septiembre del año pasado.

Algunas fotos de ese momento muestran a la pareja con gorras, aparentemente tratando de pasar desapercibidos. El hijo de Faris, Jack Pratt, también estaba en la feria.

Recientemente las cámaras capturaron a Michael y Anna dándose un beso mientras disfrutaban de un paseo en bote por Portofino, Italia, durante sus vacaciones. A la pareja se le unió el hijo de Anna en el viaje; mientras que la pareja se mantuvo durante el paseo por la ciudad con gestos de alegría y romance, tomados de la mano.

Por su parte Chris Pratt, ex esposo de Anna, estaba ocupado en ese momento viajando por el mundo promocionando su nueva película Jurassic World: Fallen Kingdom. De manera que pudo evadir dar opiniones a los medios sobre el tema.

Mientras tanto, en las apariciones públicas de Anna, ella estuvo contestando las preguntas que le formulaban y en todas señaló que ambos están comprometidos con la crianza de su hijo. Anna asegura que ella y Pratt terminaron su matrimonio en muy buenos términos, y tienen una fuerte amistad con respeto y admiración del uno por el otro. 

Finalmente Anna ha confesado que, pese a su fracaso matrimonial, la familia sigue siendo lo primero en su vida, así como la proximidad de alguien con quien mantener una conexión de amor e intimidad, es por eso por lo que no se niega a disfrutar de su nuevo romance