Sandra Borghi sufrió un intento de robo: "Un pibe de 13 años me abrió la puerta del taxi y se me tiró encima"

La periodista relató el traumático episodio de inseguridad al ser atacada por un menor.

¡Su descargo! Sandra Borghi, movilizada tras sufrir un violento intento de robo

El lunes por la tarde, Sandra Borghi vivió un momento de suma tensión al ser abordada por un delincuente, con el fin de robarle sus pertenencias.  

A menos de veinticuatro del episodio, la periodista describió el violento hecho en Nosotros a la Mañana: "Salí del canal a las 7 y media de la tarde. Me subo al taxi, voy por la 9 de julio. Yo siempre voy con la cartera en el piso y cuando subo al auto, trabo (la puerta) y subo la ventanilla. Cuando uso el teléfono, le pongo el cuerpo para que no me lo vean. En ese momento, estaba hablando con alguien, fueron dos segundos que agarré el teléfono. El pibe no me vio el teléfono, me quiso robar algo", comenzó describiendo Sandra, con lágrimas en sus ojos.  

"El taxista se bajó con una cadena para espantarlo. Yo estaba esperando que el pibe me clave algo. Cuando lo miré, vi la cara de mi hija en varón, tendría 13 años".

Luego prosiguió con el relato: "Fue cuando paramos en el semáforo 9 de julio y Tucumán. Ahí siento que me abren la puerta y un cuerpo se me tira encima. Se me cayó el teléfono. Me pega, siento algo en la espalda. Yo grité, lo insulté, le dije de todo. Lo pateaba para que se baje del taxi, pero no podíamos arrancar (por la cantidad de autos). Entonces, cuando lo empecé a patear, me agarró de los pelos para que le dé el celular, pero el celular se había caído al piso y mi cartera estaba en el piso. No pudo sacarme nada".  

Indignada por la inseguridad y por la edad de los atacantes, agregó: "El taxista se bajó con una cadena para espantarlo. Yo estaba esperando que el pibe me clave algo. Cuando lo miré, vi la cara de mi hijo en varón, tendría 13 años. A su lado había uno más peticito que él. Después, los pibes agarraron piedras y cuando escuché que explotaban en el auto, empecé a los gritos. Esto fue todo a cuestión de segundos".