Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Valeria Lynch habló del amor que siente por Tais, la hija de su ex Cau Bornes: "No hay dudas de que es mi hija y para ella soy su mamá"

En plena separación del cantante, la artista se refirió a la relación con la joven que eligió quedarse a vivir con ella.

Valeria Lynch y su amor por Tais, la hija de su expareja Cau Bornes: "No hay dudas de que ella es mi hija y para ella soy su mamá"

Tras separarse, Valeria Lynch y Cau Bornes iniciaron los trámites de divorcio. Luego de que ella le dedicara un fuertísimo mensaje en Ph, Podemos hablar (Telefe), indignada por el supuesto conflicto de dinero que complicó el papeleo, él le respondió con todo en Instagram.

Sin embargo, el cantante aclaró que no volverá a referirse al tema para cuidar a su hija Tais, que quiere tanto a Valeria que eligió quedarse a vivir con ella tras la separación. En el programa de Andy Kusnetzoff, la artista también reveló que se volvió inseparable de la nena cuando se enteró que su mamá había fallecido.

"Cuando pasó eso, su abuela, la mamá de Tamara, nos trae a la nena... Yo hacía días que salía con Cau y, de repente, me llega una hija. Y para mí fue una bendición".

"Cuando pasó eso, su abuela, la mamá de Tamara, nos trae a la nena... Yo hacía días que salía con Cau y, de repente, me llega una hija. Y para mí fue una bendición", expresó la cantante antes de elogiar a la joven, que ya tiene 19 años.

"Ella tiene una sensibilidad tan especial...", contó y remarcó que está enfocada en ser cantante; quiere vivir de la música como Valeria. Cuando Andy le preguntó si siempre sintió que la había adoptado como su hija, Valeria remarcó que lo es.

"Es mi hija. No hay dudas de que para ella yo soy su mamá. De hecho, antes de que nos casáramos (con Cau), ella le preguntó: 'Papá, ahora no, pero cuando estén casados, ¿yo la puedo llamar mamá?"'.

"Es mi hija. No hay dudas de que para ella yo soy su mamá. De hecho, antes de que nos casáramos (con Cau), ella le preguntó: 'Papá, ahora no, pero cuando estén casados, ¿yo la puedo llamar mamá?'".

¡Y así fue!