Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Pedro Alfonso tuvo un percance doméstico y practicó divertidas excusas para que Paula Chaves no se enoje: "No lo vi"

El actor rajó sin querer la funda de la cama y trató de justificarlo con mucho humor: "¡Ay, Dios, la que se viene!".

Pedro Alfonso tuvo un percance doméstico y practicó divertidas excusas para que Paula Chaves no se enoje

Pedro Alfonso y Paula Chaves son un verdadero equipo a la hora de realizar los quehaceres domésticos y estando a cargo de sus hijos Olivia, Baltazar y Filipa. Sin embargo, no siempre las cosas fluyen como lo esperado.

Detrás del filtro de un burro, personaje que escogió el actor y productor para ponerle humor a sus días en cuarentena y hacer pícaras historias en Instagram sobre la convivencia y el rol paterno, Pedro tuvo un inesperado percance cuando hacía la cama y lo relató con gracia en una seguidilla de videos, en los que no solo mostró cómo se le rompió la funda de una sábana, sino que ensayó divertidas explicaciones sobre para que Paula no se moleste.

"Cuando la sábana está bien de un lado, falla del otro. No sé cuál es la solución. ¡No puedo! Ay, este es el fin de las historias. Se rompió sin querer. Bueno, no sé qué será de mi vida".

"Estoy acá hace 20 minutos. Cuando (la sábana) está bien de un lado, falla del otro. No sé cuál es la solución. ¡No puedo! ¡Ay, la conch…! Este es el fin de las historias, hasta acá llegué. Se rompió sin querer. Bueno, no sé qué será de mi vida. Yo les mandaré un mensaje desde donde esté. ¡Ay, Dios, la que se viene!", dijo Alfonso, tras hacer fuerza y rajar la funda de la cama.

"Lo más triste de todo es que pasó real. Yo simplemente quería mostrar cómo no podía enganchar el elástico, pero se rompió".

Haciendo gala de su sentido del humor, Pedro ensayó excusas para contarle a Chaves lo sucedido: "Bueno, voy a practicar: 'No, te juro que no lo vi, no sé cómo pasó'. No, no es creíble porque la hice yo a la cama. 'Bueno, ¡¿qué querés, si es más chiquita la sábana y no entra?!'. No, no, bajá el tono. '¿No se te habrá roto a vos?'. No, esa no va, no va. 'Bueno, ¡encima que hago la cama!'. ¡Nooo! ¡Por favor, eso no! 'El otro día los vi a los chicos jugando con una sábana, haciéndose una carpita. Seguro que fueron ellos'".

Actuando con que se tiene que ir del hogar y armando un pequeño bolso, Pedro Alfonso finalizó la anécdota de su percance hogareño: "Lo más triste de todo es que pasó real. Yo simplemente quería mostrar cómo no podía enganchar el elástico, pero se rompió. Yo no sé si ya estaba roto de antes. Para mí estaba roto de antes. Pero se rompió y ahora justificarlo es un poco difícil. Pasó real. Cosas que pasan en la vida cotidiana".