Nadia de Gran Hermano relató duros momentos de su pasado: "Tuve dos intentos de suicidio, la pasé mal"

La primera expulsada de la casa fue a Intrusos. Habló del aborto y de otras fuertes experiencias, que la llevaron al llanto.

Nadia de GH y el relato de su triste pasado: "Tuve dos intentos de suicidio"

Estuvo tan sólo 14 días adentro de la casa de Gran Hermano 2015, pero su presencia y sus historias personales no pasaron inadvertidas. Nadia Terazzolo (30) sorprendió a sus compañeros de reality con sus duras vivencias y, con sus relatos, generó polémica afuera, y en Carlos Casares, de donde es oriunda.

En su primera confesión en GH dijo que, a los 19 años, quedó embarazada de un conocido corredor de autos de su ciudad y que vivió algo terrible: "Me puse de novia con un chico que es corredor. Cuando se enteró que estaba embarazada, no quiso saber nada. Me convenció para viajar y paramos en Bolívar para tomar algo. Me desperté en Mar del Plata con un montón de gasas y algodón… había abortado", declaró. Y sus palabras cobraron eco en sus familiares y en sus conocidos.

"Lo que conté sobre el aborto es verdad (...) Tuve dos intentos de suicidio. Yo la pasé mal, estuve depresiva, hice terapia mucho tiempo. No es que yo digo 'ya está, ya pasó'".

Fuera del programa, Nadia fue a Intrusos y revalidó su testimonio."Lo que conté sobre el aborto es verdad", sostuvo, y dio paso al relato de cómo transito el momento posterior a dicha situación: "Tuve dos intento de suicidios. Yo la pasé mal, estuve depresiva, hice terapia mucho tiempo. No es que yo digo 'ya está, ya pasó'", amplió sin contener el llanto.

Sus lágrimas aumentaron cuando vio un tape de su padre, Miguel, defendiéndola, ya que Nadia fue muy cuestionada al salir de la casa y –según el ella- "extorsionada" por contar su pasado con el corredor. "Yo soy transportista y, cuando me enteré, me encontraba trabajando en el norte. Cuando llego a Casares, ya había pasado todo. Y mi mujer había tomado la decisión de echarla de casa. Pero cuando yo volví, calmé todo", explicó Miguel, quien se enteró por TV que el aborto de su hija fue sin su consentimiento.

Emocionada por la protección de Miguel, Nadia describió el lugar al que fue a vivir al quedarse sin techo y que, en ese sitio, sufrió violencia de su ex: "Yo me había quedado en una habitación, con un baño, que usábamos (con el corredor) como bulo y recibí agresión. No tenía otro lugar. Tenía 19 años".

Por último, la joven oriunda de Carlos Casares contó que nunca se olvidará del bebé que no nació y que lo tiene tatuado en su piel. Incluso, su hijo Valentino, de 7 años, sabe el triste significado del tattoo: "Me hice un tatuaje de unas patitas. Se lo conté a mi hijo, hace un año y medio, y él me preguntó qué es. Él sabe que me lastimaron y que perdí un bebé", concluyó sensibilizada.