Maite Lanata, la chica que visibilizó en TV la identidad de género: "Muchos padres empezaron a preguntar"

La actriz dialogó con Ciudad sobre el desafío de componer a Juani, en 100 días para enamorarse, y su repercusión en las redes.

Maite Lanata revolucionó las redes con su personaje en 100 días para enamorarse
Maite Lanata revolucionó las redes con su personaje en 100 días para enamorarse

De la mano de una ficción, importantes tópicos como la identidad de género y la diversidad sexual, se pusieron en discusión en la mesa familiar. En 100 días para enamorarse, Maite Lanata (18) interpreta a Juani, una joven que siente que nació en el cuerpo equivocado. 

El lunes por la noche, Telefe puso al aire una emotiva escena en la que Juani le cuenta a su mamá, Antonia (Nancy Dupláa), que no se siente una mujer y que quiere que la vean como ella "es": un varón.  

Con la situación planteada, entró en acción el personaje de Sandra Mihanovich, una psicóloga especialista en género que comenzó a darles herramientas para entender lo que le pasa a Juani, provocando que el rico ida y vuelta de los personajes revolucione las redes sociales.

 Maite Lanata y la identidad de género en 100 días para enamorarse
 

Con la historia tomando vuelo (y mucha altura dramática), Ciudad Magazine se comunicó con Maite Lanata para saber cómo fue adentrarse en el mundo del transgénero para darle vida a Juani.

"EN UNO DE CADA TRES COMENTARIOS, ME DICEN QUE SUS PADRES EMPEZARON A PREGUNTARLES POR SUS ORIENTACIONES SEXUALES O QUE HABLAN DE LA IDENTIDAD DE GÉNERO. ME PARECE MUY LOCO QUE UNA NOVELA PUEDA GENERAR ESO".

-¿Cómo tomás la repercusión que está teniendo tu personaje, al comenzar a abordar más a fondo el tema de la identidad de género?

-Estoy muy contenta. La escena con la psicóloga y Antonia tuvo mucha repercusión, especialmente en las redes sociales, en donde querían hacer un TT con el hashtag #100díascontralatransfobia. Yo vi eso y me gustó mucho. Se nota que están recibiendo el tema con seriedad ¡y eso está buenísimo! Pero a la vez me sorprende lo que está pasando con Juani. Cuando empecé a hacer la tira, no sabía que se iba a tratar tan a fondo el tema de la identidad de género. 

-¿Cómo es tu vínculo con Nancy Dupláa, tu mamá en la ficción y con quien interpretaste estas conmovedoras escenas? 

-El vínculo con Nancy es increíble. Ella es muy madre y se nota que lo pone en juego en la tira. Ese amor lo transmite naturalmente. Ella me da consejos de mamá, me acompaña mucho, y por eso creo que las escenas salen tan lindas.  

-Es la primera vez que en una ficción del prime time se aborda este tema. Como actriz, ¿es una responsabilidad mayor? 

-Sí, es la primera vez que se trata y para mí es una responsabilidad. Está bueno que les den una oportunidad a estas historias. Los chicos trans están muy contentos con que se visibilice el tema. Por ahora, no hay quejas. Nosotros les hacemos consultas para seguir aprendiendo y para poder informar sabiendo lo que estamos diciendo.

"EL VÍNCULO CON NANCY ES INCREÍBLE. ELLA ES MUY MADRE Y SE NOTA QUE LO PONE EN JUEGO EN LA TIRA. ESE AMOR LO TRANSMITE NATURALMENTE. ELLA ME DA CONSEJOS, ME ACOMPAÑA, Y POR ESO CREO QUE LAS ESCENAS SALEN TAN LINDAS".

-Gracias a tu personaje, ¿se te han acercado personas trans para contarte sus vivencias? 

-Sí. Yo estoy haciendo una obra de teatro en el San Martín y muchas veces se acercan chicos, que me vienen a ver porque les gusta mucho el personaje, y me hablan de su orientación sexual. Incluso, un chico trans me dijo que se vio reflejado en algunas cosas del personaje. Claro que cada individuo tiene su historia personal. 

-¿Qué sentís al saber que con tu personaje le podés modificar la vida a personas que transitan esa realidad?  

-Para mí está buenísimo. Ahora, cada tres comentarios, me dicen que sus padres empezaron a preguntarles por sus orientaciones sexuales o que hablan de la identidad de género. Me parece muy loco que una novela pueda generar eso.  

-En tu casa, antes de que te llegara esta propuesta laboral, ¿dialogabas con tu familia sobre la diversidad sexual y de género? 

-Sí, se trataba. Es más, yo iba a un colegio en el que la Ley de Educación Sexual se cumplía. Por lo tanto, no había solo charlas sobre los cuidados sexuales, sino sobre la orientación sexual y de género. La educación en mi colegio era muy abierta, respecto a otros lugares de la Argentina. Por suerte, yo tenía una base de información que estaba buena. 

"Me enriquece el hecho de conocer personas diversas. Ahora me cuentan sus historias y eso no solo me sirve para componer a un chico trans, sino para hacer otros personajes".

-Por eso está bueno que también se cuente en una ficción, que llega a tantas casas, a chicos y adultos. 

-Antes en los colegios no se hablaba de esto. Y está bueno que una tira te pueda acercar información, más allá de lo teórico que te puede enseñar un profesor o un especialista. Está bueno que la información también les llegue de otra forma, acá ves a una persona que está transitando por estos cambios. Si bien es ficción, está tratado seriamente. 

-Hace poco contaste que te dejaste crecer el vello en las axilas para ir dándole masculinidad a Juani, ¿vamos a seguir viendo cambios? 

-No sabemos bien para qué lado va a ir del personaje. Los pelos en las axilas los empecé a tener desde el principio de la novela, quizás hubiese estado bueno ir desarrollando el proceso. Pero como desde el principio era un personaje que no se sentía cómodo en el mundo femenino, se hizo así. Juani siempre tuvo la duda sobre su identidad de género. Y respecto a los cambios físicos, no sabemos si Juani tendrá barba o empezará un tratamiento con Testosterona. Tampoco quiero spoilear. 

-En una entrevista, Malena Narvay (la actriz que interpreta a Emma, la novia de Juani) dijo que hacer la escena del primer beso fue liberador y que lo vivió de un modo natural. ¿Vos cómo la viviste? 

-Me pasó como a Male. Al principio estaba un poco nerviosa. Entonces, tratamos de usar ese nerviosismo en la escena para mostrar el nerviosismo que sienten dos personas ante ese primer beso. Y la escena salió de toque, no la tuvimos que repetir. 

-En lo personal y en lo actoral, ¿en qué sentís que te enriquece componer a Juani? 

-Me enriquece el hecho de conocer personas diversas, que por ahí antes no tenía contacto o no tenía la oportunidad de conocer. Ahora me cuentan sus historias y eso no solo me enriquece para componer a un chico trans, sino para hacer otros personajes. Eso enriquece en todo sentido… Me cuentan mucho sus experiencias en las redes. 

-¿Recibiste alguna crítica ofensiva por darle luz a una historia como la de Juani? 

-No recibí ningún comentario de ese tipo en mis redes, pero sí los he visto en la página de 100 días para enamorarse. Por ejemplo, personas diciendo que ‘no está bueno que pasen esto en la tele porque los chicos van a salir anormales o van a confundir a los adolescentes’. Por suerte, esas opiniones son la minoría.